Atención

Hector Sanmiguel


Resultados para el mes de " DE 2014"



, 17:26

Escudilla Vacía, Escudilla Llena

Publicado por Hector Sanmiguel  |  0 comentarios  


Hoy he salido a correr después de comerme un helado. No suelo devorar delicias heladas pero en este caso he optado por convertirme un rato en oso y destruir a mi oponente goteante.
Curiosamente después de esto estaba corriendo, no se muy bien por qué, 16:30 PM, 35º. A la hora y media tengo la boca más seca que un desván. Busco desesperadamente una fuente, pero todas están llenas de niños llenando globos y riendo, mientras yo estoy un poco más cerca de la muerte. Al final consigo llegar a una no custiodada por jaurias de imberbes dispuestos a lincharme si me acerco, y espanto violentamente a los allí presentes (vease cinta en el pelo, sudoroso, quemado por el sol, con un mínimo atuendo para tapar la zona perineal y sin calcetines).
El agua de fuente es maravilloso.
Ahora me estoy comiendo un helado, seguiré repitiendo el proceso hasta que no consiga llegar a una fuente a tiempo (Muy parecido al ciclo beber-mear que se lleva a cabo en bares y gasolineras). Temo que pueda haber alguna ... seguir leyendo »


Envía tu comentario (0)
Enviar a un amigo     Imprimir este Post


, 12:09

Raíces

Publicado por Hector Sanmiguel  |  0 comentarios  


Corro con una libreta pegada al culo. La llevo metida dentro de un pequeño bolsillo cosido en la parte trasera del pantalón, del que sobresale la mitad. También llevo un boligrafo. Curiosamente han logrado entrar los dos en el bolsillo, ahora húmedo por el sudor que me resbala por la espalda. Me engaño pensando que las hojas aguantarán secas al menos un rato.
No hay nada como oler un par de toneladas mierda humana para elevar los pensamientos. Paso lo suficientemente lejos de los bloques apilados en esta especie de vertedero ilegal, con más pinta de tapadera para narcotraficantes, depósito de cadáveres o bar en el sur de España, como para no degustar los detalles casi artísticos que entraña cada cubo, sorprendentemente sin sentir un asco especial.
Una señora se tapa la cabeza con las manos debajo de un árbol que chorrea agua como un río, realizando la función contraria a la que se supone, ella esperaba. Pero aún con el pelo más parecido a una fregona, ha decidido mantenerse firme ... seguir leyendo »


Envía tu comentario (0)
Enviar a un amigo     Imprimir este Post

Sobre este Blog
Blog creado por Hector Sanmiguel el 15/06/2014

http://hectorsanmiguel.wordpress.com Correr por las montañas como poesía. Cuando una imagen ya no vale más que mil palabras… La estupidez de las cimas sólo superada por la estupidez de los valles.


Archivo

Enlaces

Últimos comentarios