Atencin

Blog de Ricardo Montoro

     

, 00:31

diario de gua

Publicado por Ricardo Montoro  |  0 comentarios




Son las seis de la tarde y comenzamos a andar haca el refugio, el da es bueno pero caluroso, mis compaeros-clientes, estn euforicos nunca antes haban estado en esta parte del Pirineo.
Camino por el sendero, con el pensamiento en mi espalda, la mochila pesa lo suyo y el tiempo no perdona, de vez en cuando les hago una observacin sobre alguna curiosidad o montaa del recorrido, pero no mucho, hemos de llegar al refugio antes de que anochezca.
A lo lejos diviso el edificio, uf! pienso para mi, menos mal, esta maldita espalda me va a reventar, llegamos a las escalinatas del refugio con el cuerpo sudoroso. Lo primero quitarse el peso de encima y rapidamente ponerse algo, el atardecer a hecho que por fin refresque.
Entro saludo al guarda y me da todas indicaciones para que nos acomodemos, en la terraza el grupo bromea con otra gente sobre la actividad de maana, que rapido han entrado en contacto.
Las cinco el despertador de mi vecino de litera, me recuerda donde estoy, abro los ojos y es noche cerrada, toca levantarse.
Veo con asombro como todo el mundo come su desayuno con autentica gana, yo apenas puedo sorber el caf, pero si no hace ni 6 horas que cenabamos opiparamente!!.
Pero las reglas de la montaa, parecen ser esas, mi cuerpo no las admite.
La noche anterior he preparado las cuerdas, el arns , el material y les he dado consejos a todos de como arreglar sus cosas en la mochila.
Ya estamos en marcha, los primeros 30 minutos se me antojan duros, pero pronto el cuerpo se aclimata, voy pensando en la forma de encordarnos y acometer la primera dificultad de la ascensin, esta vez tcnicamente no es dificil, pero no hay que relajarse ni un momento, asi que, excepto en algunas paradas para descansar que aprovecho para mostrarles lo que nos rodea, el resto del tiempo lo dedico a mentalizarme en los pasos ms dificiles y como afrontarlos.
Media maana, cima!!!, la gente me felicita y yo les agradezco mucho, ver sus caras ya es para mi una felicitacin, alguno ha logrado lo que de momento era el sueo de su vida de montaero.
Unas nubes aparecen a lo lejos, negras ( siempre aparecen, aunque muchas veces, solo amenacen).
Descendemos, todos contentos, al acabar las dificultades, la sonrisa relajada aparece de nuevo en mi rostro.
Es casi de noche y alcanzamos el valle.



Comentarios sobre este Post
0 usuarios han realizado 0 comentarios
    No existen comentarios para este post
Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por Ricardo Montoro el 03/07/2008

Ricardo Montoro nos muestra en su blog las diversas partes de su polifactica personalidad. Sus actividades como gua UIAGM, su obra como fotgrafo y pintor, pero tambin su vida como habitante del valle de Tena. Un ilustre corresponsal en la montaa del Pirineo central


Archivo

ltimos Posts


Mis Tags