Atencin

alpinismo con minsculas

     

, 21:54

Corredor SWAN a los Astazous (AD), 500m, 50-70

Publicado por Javier Bienzobas  |  3 comentarios


Pasara mucho tiempo despus de conocer estas montaas cuando supe que marcaran mi vida: Ordesa, Gavarnie, Pineta, Aisclo, valles y montaas cargadas de historia, paisajes mgicos y experiencias grandes.

EL CORREDOR DE SWAN junto con el Gran Couloir del Gaube del Vignemale y la Norte del Monte Perdido, son una de las tres grandes clsicas de los Pirineos. Algn da durmiendo en el refugio de Espuguettes, adems de la potente imagen de los paredones que dominan Garvarnie (El Casco, La Brecha de Roland, El Tailln,...), fue imposible no quedarme atrado por la capacidad de los pirineistas de ascender por ese surco que en forma de libro abierto forman los Astazu, EL CORREDOR DE SWAN. Yo entonces no era ms que un potente andarn y me daba pnico algn da estar preparado para encaramarme por ah.

Luego lees mucho de todo, de lo "fcil" que es. Y todo lo contrario historias "picas" de agarrotamiento de brazos en su difcil "cascada", algn decapitado por cada de piedras, algn congelado en el descenso. Todo depende de la experiencia y capacidad del montaero y de las condiciones en las que se lo encuentre.

Los telediarios anuncian un fin de semana espectacular, condiciones muy estables, el riesgo de aludes segn el INM es de 3 y segn los franceses es de 2. Estamos casi a mediados de abril, no hay ninguna resea de haberlo escalado recientemente en las webs conocidas, en Griz no saben nada, salvo que hay mucha nieve. Decidimos ir a por el.

Objetivamente es lo que es: Algo Difcil (AD). 50-70 en el primer largo y despus decrece en pendiente hasta quedarse uniforme en 45. En las condiciones en la que nos toc, la entrada tena bastante pendiente (70?), segundo largo tumbado, nieve con huella en escalera y principio de tercer largo un resaltillo. A partir de ah, mucha nieve y huella. Las 2 primeras reuniones estn montadas y slo pudimos meter un tornillo de hielo, que entraba muy bien, en la cascada inicial y otro en el resaltillo. En general DIVERTIDO y DIFRUTN. El descenso-vuelta fue como llevar a rastras la Cruz de la procesin de la Semana Santa, todo una penitencia, as de sufrido es el monte.

DA 1
Gavarnie Cabaa de Pailla (1.800m) (1:30)
DA 2
Refugio (1.800m) aproximacin Corredor Swan , 500m (5 horas)
Collado Astazu (2.964m) - Ascensin Pequeo Astazu (3.012m) y descenso (1 h)
Collado Astazu Refugio de Tucarrolla (2.666m) Hourquette dAlans (2.430m) Cabaa Pailla - Gavarnie
Total da 2, de 8 horas (siendo muy rpido y con esqus) a 14 horas. Estas 12 14 horas es lo que nos cost a las 4 cordadas que coincidimos, en las guas vienen tiempos mucho ms ajustados.

Descenso muy largo y muy pesado en las condiciones en las que lo hicimos, nieve mnimo hasta la rodilla y hasta la cintura, a pesar de que la huella estaba hecha (tampoco serva de mucho). Calor aplastante. Mucha nieve y mucho sol, entorno e imgenes espectaculares.

Muy recomendables esqus o raquetas.



Os adjunto un texto muy interesante en la historia de conquista del Swan, de esas que enamoran, es de Alberto Martnez Embid, copiado de su web y pegado:

Del corredor Swan y sus cuitas
Publicado por albertomartinez - 04/12/09 a las 11:12:26 am


Durante el ltimo tercio del siglo XIX, el vistoso corredor de los Astazus era algo ms que un objetivo codiciado por los trepadores. El candidato ms lgico a cobrarse esta pieza pareca ser Henri Brulle, habitual de los veranos en Gavarnie. Desde ese Htel des Voyageurs donde se alojaba junto a sus amigos Bazillac, De Monts o Astorg, los picos de Astazu no dejaban de destinarle guios: "Es sorprendente que esta alta barrera que se alza como una provocacin perpetua justo frente al hotel, no tiente a ningn escalador". Para mayor escarnio, Brulle y los suyos estuvieron a punto de destrepar el referido corredor en el verano de 1881
El 16 de septiembre de 1885, el britnico Francis Swan lograba convencer (engaar?) al gua Henri Passet para emprender un reconocimiento del embudo terminal de este canaln de nieve de unos seiscientos metros de recorrido y sobre los 45 de inclinacin. Mas como Swan fue poco explcito en su artculo para el Annuaire de 1885, muchos de sus lances permanecen an entre la bruma
Su aventura comenzaba a las siete de la maana y en Gavarnie: tres horas despus, Swan y Passet se hallaban contorneando las grietas ms abiertas de la base del corredor. El glaciar se les present emocionante, obligndoles a esquivar sus revoltijos, e incluso alguna avalancha. Y, tras el cruce de la rimaya, tuvieron que trabajarse un muro de unos quince metros bastante vertiginoso. Con la fe ya algo desgastada, nuestro prudente do ira ganando altura hasta verse forzado a proseguir hacia arriba, ante el problema que poda suponer un descenso incierto Swan no tuvo el menor empacho en confesarlo: "Apercibindonos de la gran locura que habamos iniciado, habramos retrocedido con agrado, pero era imposible dar un paso atrs sin riesgo de matarse". Pisar al hielo del corredor les haba exigido cruzar un dbil puente de nieve sobre un vaco tal, que hizo exclamar a Henri Passet: "Que me cuelguen si vuelvo a hacer caso de un extranjero!". A partir de este punto, le esperaba al gua un penoso trabajo con el piolet, tal y como reconocera su cliente: "Henri debi tallar escalones, tanto para las manos como para los pies, sujetndose con un pie y la rodilla sobre una pendiente en la que su cuerpo estaba expuesto mientras tallaba: al menor movimiento en falso, una cada mortal hacia la gran grieta inferior hubiese sido inevitable". Sobre las once de la maana, los dos hombres salan a las rocas superiores del lado de la derecha de la lengua de hielo, descalzndose para mejorar su adherencia. Pero ya nada iba a impedir que hollasen la punta Occidental del Astazu, cerca del medioda. Acababan de pisarle al clan Brulle una de sus metas ms ansiadas.
Tres aos despus, Brulle, Bazillac, De Monts y Clestin se presentaron por Pailla con el objetivo de analizar el itinerario de Swan. Aquel 4 de agosto de 1888, salieron de Gavarnie a las cuatro y media de la madrugada, para alcanzar las piedras cimeras del Astazu Oriental sobre las once y veinte. Sin pretender restar demasiado mrito a los conquistadores del ahora couloir Swan, tras su repeticin, Henri Brulle seal que "la pendiente no presentaba, por lo dems, nada anormal". Hasta aqu, cortesas entre caballeros de la vieja escuela. Conociendo al padre de la escalada pirenaica, casi se podra asegurar que se mordi la lengua
La trifulca por el corredor Swan salt en julio de 1913 y desde la revista oficial del Club Alpin Franais, La Montagne: cierto alpinista llamado Marcel Bal publicara entre sus pginas sus experiencias sobre algunas de las vas ms reputadas del Pirineo. Ni que decir tiene, el couloir Swan estaba en su listado de sugerencias golosas
La aventura de Bal haba arrancado un ao antes en Gavarnie, donde pregunt a los dueos del Htel des Voyageurs sobre aquella ruta tan resultona: "El corredor entre los dos Astazus me fascinaba Deba de ser escabroso y tambin tentador". Ni corto ni perezoso, Bal se dirigi hasta Pailla para espiarlo con unos gemelos: aunque entonces ya no le pareci tan complicado, decidi contratar a un porteador para que le acompaase hasta el nevero de la base y que all esperara por si sufra algn percance En la prudencia de este nuevo candidato pudieron influir los textos predecesores:
Francis Swan, en 1886: "Henri Passet y yo estamos convencidos de que ni el Dru ni la Meije pueden, aun con su mayor longitud, ser comparados con nuestra ascensin del ao pasado a los picos de Astazu en las condiciones en que la hicimos".
Louis Le Bondidier, en 1902: "Aqu, los Astazus adquieren rango; las colinas acaban siendo picos, y picos de importancia. A nuestros pies, se excavaba el corredor espantoso por el que subiera Swan".
Henry Russell, en 1908: "Por al norte, qu abismos! Qu lisos y formidables son siempre los precipicios calcreos! Por el inmenso corredor excavado entre estos abismos, mi joven amigo Swan escal con Henri Passet, en 1885, los picos de Astazu. Es un rompecuellos. Las piedras que se desprenden all, no solamente quedan pulverizadas en un instante, sino casi aniquiladas, y las rocas ms grandes se convierten en nubes: en estado gaseoso, llegan hasta los glaciares de Pailla, que brillan al norte de los picos de Astazu, ochocientos metros ms abajo".
Pues al tajo! El 23 de julio de 1912, Marcel Bal se allegaba hasta el pie del corredor Swan en compaa de Pierre Passet. Mejor, cederle a l mismo la palabra:
"Ataqu inmediatamente el glaciar y, no menos inmediatamente, comenc a tallar peldaos. La rimaya era muy difcil. La atraves por un puente de nieve tan ancho como delgado. Pude abandonar su borde exterior, de unos tres metros de altura, por una fisura que arrancaba de all. Me pareci que la rimaya era inabordable, con sus ocho metros de altura como poco, y la borde hasta volver a mi punto de partida. Como iba solo y sin encordar, dud. El porteador se haba quedado abajo, y yo me senta algo ridculo Me arriesgu y, a un metro de la fisura, pude tallar dos buenos peldaos sobre el otro lado. La nieve, bastante helada, era slida. Salt enseguida all y, agarrado con la mano derecha a una presa, hund la izquierda en la nieve, manteniendo el cuerpo pegado a la pared congelada. Verdaderamente, viv diez minutos de buenas emociones, ya que me sostena sobre cinco centmetros de hielo, en extraplomo sobre tan formidables mandbulas. Un poco de sol, y nada me hubiera sostenido. As, suspir con alivio al poner el pie sobre el labio superior
"El corredor de hielo se alzaba sobre m, formidable Tallando constantemente un buen nmero de escalones, pude abordar la roca unos cincuenta metros ms arriba. Una vez sobre la zona slida, grit un hurra!, al que Passet respondi desde abajo. Despus, comenc la escalada: ninguna dificultad seria, ningn mal paso. Recorr la parte izquierda del corredor, entre la nieve y la roca, vigilando siempre las cadas de piedras. En resumen: alcanc con facilidad lo ms alto del corredor Swan.
"Para m, el Couloir es la mejor va de ascensin. Si aquel ao la rimaya era impresionante, en cualquier caso, result practicable. Ninguna cordada debera temer el meterse por all. Pero ha de salir muy temprano, pues estoy seguro de que con un cuarto de hora de sol, yo mismo habra terminado dando un gran salto hacia la eternidad. Recordad que una rimaya no se presenta nunca del mismo modo y que, con ocho horas de intervalo, de muy mala puede convertirse en muy buena. Y si fuera verdaderamente impracticable, existe por la izquierda una chimenea bastante difcil por la que se podra superar el primer cortado y, recorrindola por la derecha, retomar el corredor un poco ms arriba de la grieta. Para finalizar, estoy convencido de que por aqu se ganan ms de dos horas sobre las dos rutas habituales, slo en la subida. Adems, este corredor puede ser descendido con facilidad: de no tener una cita en el Circo, lo hubiese bajado".
El tono suelto de este trabajo debi de molestar en el sanedrn de los pirinestas. Acaso, por las abundantes ironas destinadas a los escritos previos. As, Louis Le Bondidier no tard apenas nada en preparar una larga carta para la revista del CAF con puntualizaciones, donde picotearemos entre sus referencias a los Astazus:
"El 16 de septiembre de 1885, fecha de la ascensin de Swan con Henri Passet, la rimaya del corredor Norte de los Astazus era tal que la ruta pudo ser catalogada como extremadamente difcil, incluso por quienes haban escalado la Meije y el Dru. Para Brulle, que repiti este itinerario el 4 de agosto de 1888, la afirmacin de Swan le hubiese parecido exagerada de no saber cmo cambia el estado de los glaciares, hecho que pudo constatar en una segunda ascensin en 1901. La primera de estas visitas de control dara ya la clave: por el itinerario de Swan, los Astazus constituyen, segn el estado de la nieve, una ascensin relativamente fcil o muy difcil. Un dictado confirmado por escaladores posteriores; en especial, por Peyta y Clestin Passet en 1904, o por Peyta con Croste y Courtade-Salles en 1908. Si uno no desea limitarse a repetir paso a paso el itinerario de Swan, existe un medio de evitar las dificultades siguiendo la ruta practicada por G. Forsans en 1904.
"Los Astazus por el norte? Su ascensin, una autntica victoria de Swan, quien se aventur en pos de lo desconocido, acaba hoy de atravesar por todos los estadios de la Ley de Mummery. Segn Bal, ya no son sino unos picos para damas".
Ni que decir tiene, hubo contrarrplica inmediata por parte de Marcel Bal, desde ese mismo nmero de La Montagne de 1913. Sin perder el tiempo en otras consideraciones, veamos cmo concluira su alegato en lo concerniente a los Astazus:
"Escal solo y sin gua el corredor y me sent decepcionado, cosa que afirm honestamente Sealar, de pasada, los diferentes tratamientos que he observado: de ser realizado por un extranjero con gua, un xito; pero si lo ha sido por un compatriota en solitario, una tontera! Qu lstima que yo no sea ingls o americano!"



Necesitas descargarte el Macromedia Flash Player


Comentarios sobre este Post
3 usuarios han realizado 3 comentarios
  • 3 - LUIS FERNANDEZ - 27/12/2010 - 18:59 - Informar de comentario ofensivo

    MUY BUEN ARTICULO. OS INCLUYO EN MIS BLOGS FAVORITOS EN mi blo de www.luisfernan57.blogspot.com UN SALUDO Y NOS VEMOS POR EL MONTE


  • 2 - Javier Bienzobas - 15/04/2010 - 14:45 - Informar de comentario ofensivo

    Pues si, la verdad es que podas haber venido. Solo fuimos Chema y yo. Despus del Villar, si hay condiciones, habr que hacer la Norte del Perdido. Y el Swan siempre estar ah para repetirlo.


  • 1 - 28-illo - 14/04/2010 - 23:15 - Informar de comentario ofensivo

    Estaria contento de leer tu noticia si me ubieras llevado ya que era yo el que mas tiempo te lo llevaba pidiendo pero una vez mas me e quedado aqui... ya estoy acostumbrado ahora me tengo que contentar viendo tus fotos. Problamente estar mas fuerte aunque no lo crais que mas de uno de los que fuisteis y seguramente sabre incluso mas de cordadas. Muy bonito el reportaje.


Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por Javier Bienzobas el 31/03/2009

Espero en pocas lneas y muchas fotos, describiros algunas de las actividades realizadas en su mayora con los de Corella.


Archivo

ltimos Posts

Mis Tags