Atencin

 

     

, 12:28

B & B HOSPITAL

Publicado por Grupo SSM  |  0 comentarios


Hoy sbado es festivo en Nepal, salvo para el turismo y sus  servidores-explotadores, que esos son colectivos que no parecen descansar nunca. As que habamos decidido dedicarlo a comprar souvenirs para los amigos y la familia, pero nos ha tocado hacer de critas caritatis, que decimos los latinos. Y es que, nada ms echarnos a la calle a primera hora de la maana, la Dra. Nern ha sido asaltada por una mujer que esgrima en su mano derecha un bibern vaco y en la izquierda un nio crecidito, con dientes como para devorar chorizo de Cantimpalo, al que atribua necesidades lcticas que, para conseguir, demandaba a los viandantes. La Dra. Nern, madre amorosa donde las haya, ha picado, claro. Ha entrado en un supermercado y ha invertido en leche maternizada, que no sabemos si revender la madre o si se la beber la criatura, galletas y Cola-Cao,la cantidad de 2.000 rupias (unos 24 euros). Lo que para un pas en el que la mayora de la poblacin vive con menos de dos dlares al da es, sin duda, una buena caridad.
Posteriormente, ha venido varias veces al hotel para suplicar nuestro apoyo el tallista de madera que cada ao nos hace varios escudos del CUEMUM. Nos ha contado, en ingls muy precario, la triste historia de que su mujer enferma que necesitaba 35.000 rupias para operarse y que si le podamos ayudar con algo. Nosotros, escarmentados por el asunto de la leche maternizada, le hemos dicho que bamos a por su mujer y nos la llevbamos al hospital para saber lo que nos contaban los colegas mdicos y poder aconsejarle de primera mano. Creamos que la enferma ya estaba estudiada y que era cosa de ver la historia clnica y opinar tcnicamente sobre el asunto. Pero no, la hemos recogido en su casa (un cuchitril de barrio-latas que impresiona), la hemos acompaado al hospital, le han hecho todas las pruebas y hemos llegado a un diagnstico en consenso con los colegas nepaleses all de guardia. Muy dispuestos, muy amables y muy atentos con nosotros y nuestra paciente, a la que han atendido nada ms explicarles nuestro propsito, a pesar del over-booking que tenan en urgencias.
El Dr. Morandeira ha ejercido de jefe, que es lo que es, ponindolos a funcionar. A m me ha tocado lo de subir, bajar, pagar, ir, venir; que no ha estado mal, porque he conocido todo el hospital y su idiosincrasia, ms bien kafkiana. A estos hospitales el paciente debe de ir siempre con dos acompaantes. Uno que pueda asumir las competencias de bedel, llevando las muestras de sangre y orina al laboratorio, recogiendo la radiografa en la ventanilla, subiendo y bajando por los despachos los papeles, informes y facturas, y otro dispuesto a realizar labores de auxiliar de clnica, para ayudarle a hacer pis, ponerle la palangana para vomitar, colocar el termmetro, limpiar sus secreciones, o acercarle el vaso de agua. Eso s, pagando absolutamente todo, las analticas, el electrocardiograma, la radiografa, las jeringas y agujas, los sueros y las medicinas. Te da la enfermera la peticin de la prueba correspondiente, o la lista de farmacia, pasas previamente por ventanilla de pagos y, con el recibo de haber pagado, te vuelves a urgencias para que saquen sangre al paciente, o le se pongan los electrodos, o lo sienten en una silla para ir a rayos. Las medicinas, agujas, jeringas y dems, va el acompaante-bedel a buscarlas a la farmacia del hospital y se las da en mano a la enfermera. Y tambin lleva la sangre, la orina o las heces al laboratorio. En cada sitio te dicen lo que tardarn en tener el resultado, para que pases a buscarlo y llevarlo al control de enfermera. Vamos, que a ms de un usuario de la Seguridad Social espaola lo traa yo a Nepal para que se enterara de lo que tiene en casa.
Total, una hernia de hiato en una fumadora empedernida y mal tratada, con bronquitis crnica y la matriz bastante perjudicada, tras embarazos y abortos mltiples. De momento, no necesita ninguna operacin y va a seguir tratamiento mdico. Entre las pruebas mdicas y los desplazamientos en taxi de un lado a otro, unas 7.000 rupias de velln (unos 80 euros). O sea, otra buena caridad, habida cuenta el nivel econmico de este pas. Aunque en este caso, los damos por bien empleados, especialmente el Dr. Morandeira,que se ha sentido rejuvenecido al moverse por un hospital y sus diferentes servicios que le han hecho recordar sus aos de estudiante (all por los 60), por el nivel y dotacin de los mismos. O sea, un hospital de los que haba en Espaa hace 50 aos, aunque los colegas estn al da y con los medios que tienen, hacen milagros.
FOTO 2: Santoshi Sunar y su



Comentarios sobre este Post
0 usuarios han realizado 0 comentarios
    No existen comentarios para este post
Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por Grupo SSM el 19/04/2010



Archivo

Enlaces

ltimos Posts