Atencin

 

     

, 14:00

Esqu en Dammastock 2

Publicado por Alejandro Gamarra  |  0 comentarios


A parte de la atraccin que puede ofrecernos caminar por un paisaje glaciar, la razn ms importante es pasar unos das de travesa con los amigos que hace bastante que no nos encontramos, cada uno recludo en su pueblo o ciudad.
Mitxel y Carol vienen de Bilbo, Willy se encarga de llevar el refugio Ulldeter en el Pirineo ms oriental, a Claude lo encontramos a medio camino, ya que vive en los Alpes Martimos, Mitxi inseparable de mis vagabundeos alpinos sigue haciendo clases de esqu, y yo que salgo como siempre de mis excursiones con esqus de Semana Santa en el refugio de Certascan.
El viaje para visitar esta regin es largo, y pasamos toda la noche conduciendo y teniendo en cuenta que soy yo quien ha propuesto la zona, espero que valga la pena para no recibir una bronca por mi eleccin.
La carretera cortada por la nieve a los 1400 m. de altura nos ofrece muy buen augurio, ya que en Pirineos las ltimas semanas ha hecho demasiado calor, y la cota se ha ido disparando hacia arriba. Subimos por algn atajo y siguiendo la carretera para llegar en poco ms de una hora al hotel Susten a 1865 m. En la base de su glaciar. No podemos ver el lago tapado por la nieve reciente, ya que en los ltimos das habrn cado unos 80 centmetros de nieve nueva.
Nos cruzamos con bastantes grupos que en algunos tramos an disfrutan bajando por la nieve virgen y nos ponen los dientes largos. As que nos damos prisa a llegar al primer refugio donde nos recibe el guarda con un buen dominio del castellano. Pero no queremos enrrollarnos demasiado y le prometemos que volveremos antes de las 6 para cenar, pero que queremos subir un poquito ms para poder hacer unas curvas de bajada.
Asi remontamos una pequea punta, el Middl Tierberg ya que la cumbre de verdad es bastante ms compleja de subir, y tras esta cima de regalo, llegan las curvas por la nieve virgen que como ya sabemos se est transformando a pasos agigantados, pero ya hemos matado el gusanillo y acabaremos con l en la cena.
Todos los refugios de esta zona son de mediano tamao, unas 50 plazas, y si bien se encuentran en perfecto estado, para ser Suizos les falta alguna pequea comodidad habitual en este pas, como una zona donde poder secar las pieles, botines y dems artilugios, algunos waters estn colgados del abismo, y como en otros no tienen agua. No parece que les preocupe mucho la falta de agua que si necesitas tienes que comprarla, y que intentan suplir con el litro de te, que te ofrecen con la media pensin. Por cierto que para hidratar un poco ms tambin nos hemos convertido en adictos a una especie de bebida de manzana.
En esta regin como a nosotros nos gusta no se madruga demasiado, y tras una corta subida viene la que ponen en las guas que es una de los mejores descensos de la travesa. Mitxi que se ha adelantado unos metros y creo que se est volviendo muy gracioso: dice que la nieve ms adelante no parece tan difcil. Y as debe de ser, pero no encontramos nieve si no una costra inmunda con la que hay que luchar. No hay tcnica posible, bueno s, en algunas curvas practicamos una de las ms antiguas tcnicas de esqu: la vuelta mara, y es la nica forma de asegurar que no te vas a romper nada. La bajada se convierte en un infierno inacabable hasta el lago del Trift donde hay un colgado puente tibetano utilizado en verano para atravesar el barranco.
Tan slo 2 grupos ms hacen nuestro recorrido, y de hecho es la primera vez en este invierno que se puede recorrer este tramo. Los primeros son unos simpticos Suizos aspirantes a guas que nos abren huella a los que les estaremos eternamente agradecidos, y la aprovechamos deleitndonos en sus zetas, ya que sabemos que el da siguiente van a seguir un camino diferente al nuestro.
A Willy y Mitxi se les va la olla y mientras nosotros vamos subiendo tranquilamente, se pegan una pequea bajada extra en la que disfrutan de una nieve fantstica, pero que la pagarn en los metros finales de subida al refugio.
La subida al collado se empina y despus los Suizos huyen sin subir a la cumbre del Steinhs de 3121 m. por lo que no nos queda ms remedio que abrir huella hasta la cumbre. La bajada nos lleva al refugio al que llegamos casi a la hora de la cena y guardado por una joven tan gigantesca como antiptica.



Necesitas descargarte el Macromedia Flash Player


Comentarios sobre este Post
0 usuarios han realizado 0 comentarios
    No existen comentarios para este post
Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por Alejandro Gamarra el 03/07/2008

El Refugio de Certascn se encuentra enclavado a 2234 metros de altura, en el Pirineo cataln. En este blog podremos leer lo que acontece en el corazn de las montaas del Pallars, como es la vida en un Refugio (y de un refugiero), que sienten los montaeros que por l pasan, en que condiciones est la montaaPodremos saber como es el da a da de aquellos que viven arriba, de los que nos estn de paso, y sin embargo, nos ven pasar a todos cuando acudimos a las grandes montaas. Una lnea directa con la alta montaa.


Archivo

ltimos Posts

Mis Tags