Atencin

Crnicas de una perrita boxer por las sierras de Guadarrama, Aylln y Somosierra del Sistema Central

     

, 13:49

RECORRIENDO LA MUJER MUERTA: DESDE EL PUERTO DEL PASAPN A LA PINAREJA (2193m.) PASANDO POR EL PICO DEL PASAPAN (2000m.) Y PEA DEL OSO (2196m.)

Publicado por Mareaenelmonte  |  0 comentarios


Hola de nuevo amiguitos montaeros y de los perros. Como os he comentado en el cara libro (eso que llamis Facebook algunos, pero que yo como perrita bxer ya es demasiado escribir en un teclado con mis pezuas como encima para saber ingls!) ya os dije que ayer me llevaron Karlitos y Mary a siete picos, bonita ruta, y ya corta para Karlos y Mary, que estn en plena forma y el cuerpo les pide ms. Como les pareci poco, hoy hemos subido a la mujer muerta, pero no a la pinareja (la cabeza), o pea del oso (la tripa), sino que hemos recorrido todo su cordal, toda la silueta de la mujer muerta, desde el puerto del pasapn, pasando por el alto del pasapn (los pies) y continuar hasta la pea del oso y la pinareja, para despus descender por la norte de la pinareja en absoluto descenso de canchales, sin estar yo muy acostumbrada a ello. A esto aadir, que no empezamos en el mismo puerto, sino que subimos desde la caada real soriana occidental (desde el panormico), por lo que llegamos al puerto con un par de horas ya, en pleno veranito, con mucho calorcito, que para m, como perrita bxer, con pelaje oscuro, no se convierte en un paseo tan divertido como los que me suelo dar con ellos en invierno. Adems, una perrita como yo, puede descender muy bien un desnivel como el de la cara norte de la pinareja, pero si este es de nieve, o de tierra, etc. No de canchales, que no llevo botas de montaa como las de Mary y Karlitos, que voy con mis cuatro patitas al aire libre, exponiendo mis pezuas y almohadillas a todo tipo de desgaste, roce, etc.
Sin embargo, como es otra de las rutas que me sacan de casa (y es lo que mas deseo en este mundo) os empiezo a contar paso a paso como fu, adems, en esta ruta vuelvo a pisar varios "dosmiles", que se suman a mi gran reto, el de ser la primera perrita boxer que se hace montaera y pisa todos los dosmiles de las sierras de Aylln, Somosierra y Guadarrama (incluidos todos los picos, puertos, cerros, collados, por encima de los dos mil metros de altura).

Mi aventura de hoy comienza cuando me sacan de casa y me suben al coche, yo ya andaba muy nerviosa, emocionada y con muchas ganas de empezar a corretear por el monte, y Karlos tambin andaba un poco nervioso, pero por que iba a ser su ltimo da de verano, terminaba Agosto y maana empezaba a currar, pero bueno, sera una seman atranquila, sin nios hasta la semana siguiente, as que como profesores que son Karlos y Mary, si me aguantan a mi, que soy una perrita a veces traviesa, como para no aguantar a humanoides jovencitos! (guau, guau)

Mary nos trajo a esta ruta, como ruta de final de verano (aunque seguiremos saliendo todas las tardes del mes de Septiembre al mone ) y de la misma forma los fines de semana nos meteremos nuestros grandes kilometrajes por encima de los dosmiles, pero oficialmente, era la ruta de final de verano. Llegamos por la carretera N-603 de Segovia-Madrid hasta la altura del Km 81, donde nos desviamos por los edificios conocidos como el meteorolgico, hasta llegar por un camino a la caada real soriana occidental.
Dejamos el coche y yo baj como un rayo, empec a olisquear unas plantas, para ver si poda dejarlas en mi propiedad perruna o no y cruzamos una puerta giratoria.

Comenzamos a andar. A unos cien metros de coger este camino, que nos llevar directamente hasta el puerto del pasapn, vamos dejando a nuestra derecha unas antiguas naves de ganado.


Pasadas stas encontramos un cruce de caminos, que ambos se pueden coger y se unirn unos kilmetros ms arriba, pero Karlos dijo de seguir por el de la derecha que es el que ms facilidad tiene para seguir y menos problemas de prdidas. Yo creo que ms que nada lo dijo porque es el camino que l conoce muy bien, pues es por el que sube mucho en mountain bike pedaleando hasta el puerto del pasapn, e incluso corriendo a veces conmigo, como se ve en las fotos que tenamos de archivo.


Nos adentramos en un monte de utilidad pblica. El primer tramo es sombro, que yo como perrita es lo que prefera, sombra, y sube muy poco a poco, entre pinares de repoblacin de unos cuarenta aos, por lo que no llegan a ser tan espectaculares como los de Valsan. Tambin podemos ver en este primer tramo helechos y enebro rastrero.

En cuanto a la fauna, no me encontr con ningn animalico a cuatro patatas como yo, ni perrunos ni de la zona, como son jabales, corzos, ardillas, que me encanta ver en mis rutas montaeras, pero que les dejo muy preocupados a Mary y Karlitos cuando empiezo a seguirles para juguetear por si me voy muy lejos y me pierdo, que a veces corro tanto que les pierdo de vista y de odo, y eso que cada vez voy perdiendo un poco ms de sentidos, pero no me perdera de ellos ni loca, me dara a mi algo si me pierdo yo solita por estos pinares, creo que me quedara hasta ms preocupada que ellos, pero nunca ser as, yo solo sigo a los animales para olisquearles, jugar y nada ms. Adems, los perros tenemos mucha orientacin y nunca nos separamos de los dueos, son los dueos los que a veces se separan de nosotros los perros, o incluso los que a veces nos dejan abandonados, nunca nosotros a ellos.

Sin ms ladridos, seguimos ascendiendo metros, de poco en poco y como curiosidad, vimos una caseta antigua de vigilancia forestal, que s estamos a costubmrados a ver por el monte de vez en cundo algn chozo, de piedra, pero no una caseta como sta, de madera, que nos result muy curiosa, y Karlitos y Mary, como curiosos, se subieron a ella.

Pero volvimos enseguida a ponernos en marcha. Seguimos la pista, de arena, de calzada ancha, sin prdida. En unos cuatro kilmetros desde el principio, puede venir el primer dilema, cruce de caminos. Sin embargo, conociendo el terreno, tomamos el de la derecha, que ahora es como ms estrecho, pero es el que nos sube al puerto del Pasapn.
Sin embargo, si lo que queremos es atajar, podamos haber recortado el recorrido antes, en vez de seguir por la pista todo el rato, coger mas abajo, a nuestro paso por el arroyo de las vboras, en un paraje bonito que hace curva, y hay unos rboles distintos a los de la zona, coger el GR 88 a la derecha, para subir por el margen izquierdo del ro, alejandonos de l, y llegando en pocos metros, a la pista un par de kilmetros ms arriba. La verdad que el GR 88 es la pista por la que venimos, pero originalmente, en la curva del arroyo de las vboras, se desviaba hacia arriba, que pasa desapercibido, ya avandonado hasta volver a enlazarla otra vez ms arriba, y si no se conoce uno muy bien ese desvo-atajo, no encontrar, pero sabiendo las indicaciones, y como viene en algunos mapas, podemos atajar unos metros, pero para quien quiera ir por lo seguro, que siga la pista todo el rato.
En cosa de unos 5 kilmetros desde el principio, pasamos junto a una fuente, primero una, con un gran chorro que nnca deja de caer agua en ninguna poca del ao, y un corro bueno, as que decid marchar correteando con mis cuatro patitas hasta l y refrescarme un poco, que el sol apretaba sobre mi pelaje marrn y necesitaba adems beber mucho. ay que ver lo que puede sufrir un perro en verano con su pelaje, el mismo que llevo tanto en verano como en invierno!
Un poco mas adelante nos encontramos con otra fuente. Y eso es lo que a mi como perrita me gusta, ir cerca de fuentes, ros, pero Karlitos y Mary saban que era la ltma fuente que nos encontraramos en el camino, pero como Sherpas buenos que son, llevaban agua tanto para ellos, como para mi.
Como curiosidad, alrededor de este manantial, crece la planta carnivora Drosera rotundifolia, pero que por muy carnivora que fuese, no come perritos, as que estaba bien tranquilita.
Tras la fuente, y tambin a la izquierda, hay una especie de chozo de pastores.
Tras unos siete kilmetros de pista, llegamos a una portera, que tras ella entraramos en una finca particular, la finca de la Becea, que Karlitos, con su mountain bike, pasa y cierra sin ningn problema para ascender pedaleando hasta el mismo puerto, pero que nosotros, para atajar y ascender de manera ms rpida al puerto, sin pasarla, giramos a la izquierda y vamos subiendo al margen izquierdo de la alambrada.
De esta forma atajamos y subiremos de manera ms rpida, sin embargo, con mayor desnivel que si hubiesemos continuado por la pista normal. Atravesamos dicha pista ms arriba y unos metros mas nos la volvemos a encontrar. Yo an correteaba contenta, sin cansancio, sin embargo, no me imaginaba que lo duro de la ruta de hoy, y cuando el calor pegara ms fuerte, sera a partir de ahora.
Y de esta manera, con algo mas de dos horas de paseito y unos 9 kilmetros, nos encontrabamos ya en el puerto del pasapn (1845 m.), con el recibimiento de unas vaquitas. Las vistas desde el puerto impresionantes. En esta zona se repobl el pino negro (pinus uncinata) que se encuentra de forma natural en el Sistema Ibrico y en los Pirineos. Aunque aqu no ha alcanzado un gran porte, sirve de refugio para la fauna. En esta zona divisamos los vuelos del buitre negro, leonado y varias rapaces. Karlos deca que en esta poca estaba prohibido el transito en la zona del espinar debido a los incendios, pero no nos influa a pesar de estar al otro lado de la alambrada en nuestra ruta, por que no descenderamos hacia el ro moros, sino que giraramos a la izquierda, dejando la alambrada a nuestra izquierda, para seguir por el cordal de la mujer muerta, siguiendo toda su silueta, vista desde la submeseta norte. De vez en cuando hay itos, e incluso marcas blancas y amarillas, pero que se pierden con facilidad. Aunque de vez en cuando te vuelves a encontrar con el sendero estado orientado junto a la alambrada que va por encima del cordal.
En unos metros, coron mi primer "dosmil" de hoy: El pico o el Alto del Pasapn (2003 m.) que correspondera a los pies de la mujer muerta, vista esta desde el lado Segoviano.
Desde aqu se divisaba la pea del oso, como se ve en la foto de arriba y varios de los picos del sitema central que superan los dos mil metros de altura y ya he pisado con mis cuatro patitas de boxer en todos ellos, son los de la foto panormica que hizo Karlitos y Mary, que pinchando sobre ella podeis ver mejor:

Tras descansar y recuperar lquidos, que ya el calor nos acechaba a todos, nos propusimos subir a la pea del oso, la tripa de la mujer muerta. Pasamos primero por la pea de la apertura (2051 m.) tras la que hay un falso descanso, y continuamos hasta la cumbre real del Oso. Por el camino se poda apreciar restos de trincheras de la dura guerra in-civil de la que fue testigo esta sierra y el sistema central. Tras unos dos kilmetros desde el alto o pico del Pasapn y unos tres kilometros desde el puerto, llegamos tras una pronunciada ascensin, a la Pea del Oso (2192 m.)
Desde la famosa silueta de la mujer muerta que se aprecia desde la llanura Segoviana, la pea del oso corresponde a la tripa. Segn el mapa que consultemos y segn ciertos libros, la Pea del Oso y la Pinareja (la cabeza de la mujer muerta) tienen la misma altitud. Sin embargo, Karlos dice que segn otros mapas y bibliografa existente, datan a este pico como el segundo ms alto de este cordal, teniendo la pea del oso segn la documentacin que tomemos 2196 m. frente a los 2197 m de la pinareja.
Yo como perrita boxer, y a pesar de que mi reto es coronar todas las cotas (picos, cimas, puertos, collados, cerros...) que se encuentren por encima de los dos mil metros de altitud, no me importa en absoluto que una sea ms alta que otra, si no las vistas de las que gozo desde aqu arriba, la satisfacin de llegar a esta cima que tanto ven Karlitos y Mary desde su futura casa, y el tipo de ruta que me permite corretear con mis cuatro patitas.
Sin embargo, con el da caluroso que pasamos, y el no encontrar fuente alguna, ni agua, me senta agotada, y busqu la nica sombra que haba por la zona para descansar un ratito, la sombra que produca el bloque geodsico del pico del oso, o tambin conocido como pea del oso.
Como os habreis dado cuenta, en pleno bloque geodsico, se encuentran dos osos de granito, uno que lleva bastante tiempo en la cima, y otro que acaban de dejar hace poco, algo ms gracioso.
Tras descansar, hacernos unas fotillos en la cumbre y beber un poquito de agua que me dio Mary, cortando una botella, nos pusimos rumbo para completar el cordal ntegro de la mujer muerta.
Avandonando la pea del oso, que se encuentra administrativamente dentro de la localidad del Espinar, entre la llanura Segoviana al norte y el valle del ro moros al sur, observamos como es cierto que tiene la mayor extensin de canchales de la sierra. Y no simplemente por que lo viramos, si no que los pisamos, y desde aqu hasta el final de la ruta, cosa que como perrita, y teniendo en cuenta lo que sufren mis pisadas en verano por estos desniveles de canchales y granito, lo pase bastante mal, y eso que a veces se dice de mi que soy como una cabrita, pero no cuando llevo horas y horas por estos canchales...
Pero dejandonos de quejas y ladridos, fuimos avanzando por lo que son las manos de la mujer muerta, o lo que se conocen como los dedos entrelazados, caminando algunas veces por la derecha, y otras por la izquierda de estas paredes rocosas, "autenticos dedos entre lazados", divisando muy escasamente el sendero y de vez en cuando los algunos hitos. Llegamos al collado (2106 m.) que separa la pinareja de la pea del oso y continuamos la ascensin definitiva entre el canchal abrupto, pero slido. No es necesario trepar en ningn momento para los humanoides, pero como perrita, no se hace nada cmodo. Poco a poco, aparece un camino de piedras gordas, ms desgastado que el canchal natural, y asciende hasta la pinareja o cabeza de la mujer muerta, tras un kimetro y media desde la pea del oso.
La Pinareja (2192 m.) tambin conocida por los Segovianos como la cabeza de la mujer muerta segn se aprecia su silueta desde la vertiente sur, yace sobre una especia de almohada, que resulta ser el Cerro Muerte (de 2142 m.)
La Pinareja, siempre ha sido cortejada por una cruz de hierro, que desde hace algn tiempo ya no se encuentra en la cima. Como me podeis observar en la cima (foto de arriba), no aparezco junto a ninguna cruz de hierro. Igualmente, podeis apreciar lo sofocada que llegu hasta all, espero volver en otra ocasin, pero con nieve, para evitar mis rozaduras y heridas en mis almohadillas.
En la cima, entre unos refugios de piedra, antiguas trincheras, comimos. Apenas v sombra en todo el rato que paramos a descansar y comer. Los 5 litros de agua que llevaban entre Mary y Karlitros, nos lo bebimos entre los tres.
En la foto de abajo, est marcada en rojo nuestra ruta de vuelta al coche. Evitando as el estar varias horas y kilometros de ms andando y a la vez, llegar al coche y punto de partida antes de que anochezca.
Comenzamos a descender desde la cabeza o pinareja misma, canchal abajo. Como objetivo tenamos llegar al pinar que se vea unos metros ms abajo, y coger desde all el cortafuegos que conduce hasta la caada real soriana occidental. Sin embargo, el descenso de unos metros, se convirti en una larguisima bajada de uno hora.
Acostumbrada a ir siempre por delante de Mary y Karlos, de esperarles en las cimas, y de hacer doble o triple de kilometros en cada salida al monte con ellos, esta vez fu al revs. Me tenan que esperar a mi, pues ellos con sus amplias piernas para ir de canchal en canchal, lo tenan mas fcil que yo con mis cuatro diminutas patitas.
Haba momentos que vea que no avanzaba, y Mary y Karlitos me llamaban y animaban mucho para que avanzase con ellos. Pero en esta bajada que se me haca interminable, poco a poco v que el pinar cada vez estaba ms cerca. De la misma manera, la cabeza de la mujer muerta quedaba mas lejos.
y tras una hora larga desde la cima de la pinareja, llegamos al pinar, al arroyo de la pea del oso, al inicio del cortafuegos por el que descenderemos direccin la caada real.
Nada ms llegar a este punto y cruce de "caminos" me tumb a descansar. Dicen Karlos y Mary que me sacaron una foto bien bonita ser por lo bonita que salgo yo?
Por fin, despus de descansar pude meter mis cuatro patitas en el arroyo a refrescar.
En este punto, hay que tener cuidado, por que hay una especie de bifurcacin. Un cortafuegos que baja bien tendido direccin norte, y un camino que va llaneando paralelo al cordel de la mujer muerta sin ganar ni perder altura ninguna, direccin oeste. Pues bien, el camino ultimo que sale a la izquierda, ser el que no hay que coger, pues tras un kilmetro aproximadamente de recorrido, termina. El "Camino" que hay que coger (que no es camino, sino un cortafuegos) es el que baja empicado enfrente nuestro.
Ahora si que descendemos altura rpidamente, aunque tragando mucho polvo.
Este cortafuegos, que baja a la derecha del arroyo de la pea del oso, nos llevara directametne a la caada soriana occidental (a la altura del canto del diente), y dependiendo de donde hayamos dejado el coche, se podra ir por ella caminando hasta el punto de inicio. Sin embargo, Nosotros bajamos por l hasta que se juntan los arroyos de la pea del oso y el arroyo de la pedrona, para adentrarnos en el pinar, pasando al otro lado del ro por un paso bien acondicionado. En pocos metros, dejamos un antiguo chozo o caseta de piedra ya en ruinas a la izquierda, para coger otro de los caminos forestales, tambin antiguo GR 88, direccin derecha, en descenso, que no es por donde comenzamos a andar, pro se unen arriba (si ascendemos a la izquierda, pero que ahora no cogeremos).
Por lo tanto, descenderemos muy poco a poco por el pinar, para llegar por la pista forestal de arena a una puerta verde, que tras pasarla, saldremos del pinar y estaremos en la caada real soriana occidental. Como ste no fu el punto donde dejamos el coche, seguimos por ella para pasar el arroyo de las vboras, donde tambin me pude refrescar y beber un poco, para llegar al choche de Mary, nuestro punto de inicio y de final de esta ruta circular de casi 8 horas (contando las paradas) y casi 20 Kilmetros.
Para terminar, y tras la silueta del cordal de la mujer muerta al final, os dejo las leyendas que can sobre este conjunto de picos que intentan explicar este nombre, La Mujer Muerta, topnimo que se da, como ya hemos explicado anteriormente, al conjunto de montes de La Pinareja, Pea del Oso y Pico de Pasapn, que formando un destacado cordal y visto desde la llanura segoviana toma la aparente forma de una mujer tumbada, dormida o muerta, cubierta por un velo y con los brazos entrecruzados. Muchas coinciden en que esas moles son el resultado de la transformacin que experiment el cuerpo de una doncella que muri del mal de amores cuando su caballero parti para la guerra, olvidando cumplir la promesa de volver junto a ella.

Una leyenda con tonos pastoriles relata el amor de la bella hija de un granjero y un pastor de las cercanas. ste al creer ver en otro pastor un posible rival, ciego de ira y celos lo mat, y acab al mismo tiempo con el objeto de sus deseos. Pocos das despus, en medio de una terrible tormenta la tierra tembl y apareci como por ensalmo esa gran mole rocosa, que recibi ese nombre.

Otra leyenda, ms guerrera y menos romntica relata las luchas por la jefatura que llevaron a cabo dos hermanos, dice que hace siglos viva en la zona una mujer con dos hijos que se odiaban; uno se fue a vivir a la zona de Madrid y el otro a la de Segovia. Un da coincidieron cuando iban a visitar a su madre y empezaron a discutir. Tanto se enfadaron el uno con el otro que comenzaron a tirarse piedras. La madre intent pararles y se puso en medio de los dos, pero la furia les cegaba y la madre cay muerta y sepultada por las piedras.

Por ltimo, una tercera leyenda indica que, en tiempos remotos, dos caballeros se disputaron el amor de la misma mujer y comenzaron una lucha a muerte; la mujer, intentando separarlos, se interpuso entre ellos mientras luchaban y fue atravesada por las espadas de los dos pretendientes. Tras su muerte, durante la noche se desencaden una terrible tormenta que model los montes cercanos con agua y viento para formar la figura de la mujer asesinada.




Nos vemos por el monte, un saludo perruno y a la vez montaero de vuestra amiga Marea.

y por cierto, en cada salida al monte... Respetar el medio natural!! U os tendr que meter un buen ladrido y mordisco como sus vea que dejis algo de basura en l.



Comentarios sobre este Post
0 usuarios han realizado 0 comentarios
    No existen comentarios para este post
Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por Mareaenelmonte el 30/11/2010

Hola, soy Marea, una perrita boxer montaera y en este blog te voy a contar mis rutas, que como reto tengo coronar y pisar con mis cuatro patitas todas las cimas, picos, cerros, puertos y collados que se encuentran por encima de los dos mil metros de altura de las sierras Castellanas de Guadarrama, Somosierra y Aylln, pertenecientes al sistema central, y ya voy camino de ello...


Archivo

ltimos Posts