Atencin

 

     

, 21:48

Pisando Regletas a 2,5C

Publicado por Josune Bereziartu  |  1 comentario


Ahora si, ahora por fin hemos podido gozar de Banff , de su entorno y por supuesto de sus montaas. La meteo de Banff en noviembre es inestable y la que estamos teniendo ahora mismo es inusualmente calida para lo que los lugareos estn acostumbrados.
Con ilusin energtica y unas cuantas llamadas de telfono a gente local como Sean Isaac, -abridor de lneas de dry tooling y gua de montaa al que conocimos el ao pasado en Squamish-, decidimos que, para nuestra primera experiencia en hielo canadiense, la mejor zona es Murchison Mountain Falls. Una de las mas persuasivas razones por la que optamos por esta rea, es que para acceder a ellas, hay que caminar como mnimo una hora y media. La probable consecuencia de ello, es que no nos encontraremos a nadie. Por el contrario, las poquitas cascadas que verdaderamente se hayan en condiciones seguras, cuentan con un acceso sencillo, por lo que estn muy concurridas debido al hambre de hielo que tienen por aqu.

La cascada en cuestin cuando esta en buenas condiciones tiene una dificultad de WI4+ y se hace en cuatro largos pues tiene una longitud de 180metros.

As pues el martes de madrugada partimos en el coche Christian Tromssdorff, Anne, una amiga comn del festival, Rikar y yo misma. Una hora y media de coche, medio nevando medio helando, nos condujo al comienzo del Icefield Parkway. Aparcamos en el arcn de la carretera, nos cambiamos a toda velocidad y en un pequeo descenso del arcn encontramos un angosto riachuelo que tomamos por punto de partida hacia la cascada que sobamos pinchar. Nada mas adentrarme en el bosque percib la naturaleza en estado puro. Caminamos una hora y media de aproximacin por un entorno totalmente salvaje. rboles cados entorpecan nuestros pasos aunque el manto constante de mullido musgo y restos de madera hmeda provenientes de rboles cados por los rayos recibidos de las violentas tormentas de montaa, absorba con suavidad cada paso que dbamos con nuestras botrancas. El final del bosque dio paso a una pedrera sostenida proveniente del circo de paredes rocosas que se alzan muy verticales hacia el cielo. En el centro del circo, como si de un altar de una iglesia se tratase, nuestra magnifica cascada nos hizo un fro y retante guio. Mis ojos defectuosos de tantas escaladas, planearon su mirada por las paredes del circo en busca de atractivas lneas, pero cuando alguna de ellas tomaba cuerpo, un gran techo de roca de muy dudosa calidad, provoca la cada libre de mis sueos.

La temperatura mantena a Christian inquieto. Anne con voz solemne apostillo que la cascada estaba bastante delgada para lo que suele ser su estado normal. Rikar y yo sacbamos el material de las mochilas excitados y sin tiempo para pensar. Todos nos sentamos como nios, ilusionados y curiosos por lo que les depara sus regalos de cumpleaos.

Aunque parezca contradictorio, pues el termmetro marcaba una T de 2.5C, el primer largo de la cascada estaba hecho una piltrafilla. Bajo una mediana capa de hielo transparente el agua nos saludaba y cuchicheaba descaradamente. Christian sin darnos otra opcin, cogi la cuerda se la ato al arns y al escalar el primer largo dibujo el itinerario mas aconsejable. Yo me quede la ultima. Mientras aseguraba a Rikar, tome alguna foto, a la vez que miraba alegremente a las columnas colgadas de la izquierda. Todas juntas formaban una dentadura de tiburn. De las filas irregulares los colmillos asomaban puntiagudos y desafiantes.

En unas dcimas de segundo, a la vez que o un ensordecedor estruendo, vi partirse la columna suspendida de mas a la izquierda. Mientras ella completaba su cada libre, con ganas de acudir a mi encuentro, grite un Be careful y me las arregle para subir en un tris un escaln de medio metro para quedarme al abrigo de una pequea visera. Cerr mis ojos y me vino la imagen del rostro irnico de Rikar cuando desempaquetamos la cuerda que recibimos un da antes de partir en el avin. Era negra! Parecida a las de rescate! Era con la que estbamos escalando!. No pude abrigar bien mi pierna izquierda, as que fue presa fcil de varios pequeos bloques de hielo. Los golpes fueron nada en comparacin al susto.

Escale este primer largo pues deba reunirme con mis cariacontecidos compaeros. Ellos ya tenan decidida la honrosa retirada.

Despus de tanto ajetreo nos sentimos un tanto frustrados. Observamos nuestro alrededor y nos dimos cuenta de que en el circo que nos rodeaba podramos jugar a la escalada deportiva en un muro de 30 metros que estaba situado un poco a la izquierda de donde nos encontrbamos.
Quien necesita magnesio a menos de 0grados?.
Pusimos un top-rope mientras Christian me desafiaba a liberar con estilo y botas una plaquita negruzca de filudas y diminutas regletas!.

Consegu salvar mi reputacin, aunque por casi me quedo sin dedos!
Tras recorrer los aproximados 30 metros de roca mis dedos se quedaron totalmente insensibles, adems de agarrarme a las regletas tenia que limpiar la nieve que haba sobre ellas
De regreso en Banff, disfrutamos de una agradable cena en un bar estilo irlandes. All remos, bebimos cerveza y nos tomamos un HELADO!



Ms fotografias:
© Josune Bereziartu
© Josune Bereziartu
© Josune Bereziartu
© Josune Bereziartu
© Josune Bereziartu


Comentarios sobre este Post
1 usuario ha realizado 1 comentario
  • 1 - rakeltxu - 19/11/2008 - 22:34 - Informar de comentario ofensivo

    hoooola! andale andale! me alegro que todo fuera bien al final!! os mandamos un super abrazo! disfrutad a tope estos dias!!


Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por Josune Bereziartu el 03/07/2008

En este blog, Josune Bereziartu nos contar todo aquello que le ocurra, en sus andanzas por el mundo y por las montaas junto a Rikar, su inseparable compaero.


Archivo

ltimos Posts


Mis Tags