Atencin

Espeleo y fotografa

     

, 15:41

La Piedra de San Martn

Publicado por ratpenat  |  3 comentarios


La Piedra es la Piedra. En el imaginario colectivo de la espeleologa, esta cavidad ocupa, y ocupar, uno de los puestos ms destacados, aunque no sea en la actualidad la ms profunda, ni la que tiene mayor desarrollo, ni la ms adornada. Pero la historia de la exploracin de la Piedra de San Martn, que durante algn tiempo fue la cavidad ms grande del planeta, con sus 80 km de desarrollo y los 1400 metros de desnivel, siempre ser una referencia: el lapiaz inmenso y la niebla omnipresente, los volmenes exagerados, las grandes galeras, la surgencia de Kakoueta y los conflictos de territorialidad que motivaron el cierre del primer acceso descubierto, en territorio espaol.

En 1950 se descubri la entrada del pozo Lpineux, de 320 metros de vertical. A partir de ah, se inici la exploracin por el equipo formado por Norbert Casteret, Marcel Loubens, Haroun Tazieff Loubens fallecera en ese mismo pozo al desprenderse del anclaje del torno mecnico que usaban para subir y bajar.

Tres aos ms tarde se llegara a la sala de la Verna, que tiene unas dimensiones gigantescas: 250 metros de dimetro, 190 de altura y 5 hectreas de superficie. En total, 3,6 millones de metros cbicos.

Desde el pozo Lpineux se accede a la sala Navarra, una sala alargada y con grandes caos de bloques, situada a la salida del Tnel del Viento. Es en la sala de Navarra donde empiezan los grandes espacios. A medida que vas descendiendo, las dimensiones de las salas van en aumento hasta que llegas al gran agujero negro de la Verna. La impresin que se llevaran los primeros exploradores sera remarcable, cuando asomas la cabeza all no ves absolutamente nada; la sensacin es curiosa, te encuentras bajo tierra, en un enorme vaco en el cual solo alcanzas a ver la piedra que tienes bajo los pies y con el estruendo de la cascada de fondo. El ro, que en pocas de crecida puede llevar hasta 20 metros cbicos de agua por segundo, se pierde por el fondo de la sala.

Posteriormente se han ido descubriendo las entradas superiores, entre ellas, la que forma el recorrido integral ms clsico, imprescindible para los buenos amantes de la espeleologa, Basaburoko Leizea, la sima de la Tte Sauvage.

Con el objeto de intentar el aprovechamiento hidroelctrico del ro, se construy un tnel que accede directamente a la Verna. Al principio, quizs por un error de clculo, el tnel se desvi hacia la izquierda, lo que motiv el descubrimiento de una nueva red subterrnea, la Arphidia, que no tiene otra salida al exterior. Por lo general, existen muchas cavidades que no comunican directamente con la superficie, los macizos calizos son autnticos gruyere.

La idea de la central subterrnea permaneci bastantes aos paralizada, quizs porque las variaciones en el nivel del agua la hacan poco rentable o muy complicada, si el caudal es bajo el aprovechamiento es mnimo, si el caudal es alto lo ms probable es que se llevara por delante la instalacin.

Mientras tanto, el tnel fue usado por los espelelogos para acceder a la cavidad, convirtindose as en una travesa y facilitando la continuacin de la exploracin.

Como es de esperar, en el tnel hace una corriente de aire bastante fuerte, variable en funcin de las condiciones meteorolgicas. A veces es tan fuerte que no se puede casi avanzar.

Las dimensiones de la cavidad son tales que, en una ocasin, cuando nos dirigamos hacia la salida de la Verna, en una de las salas que hay despus de la galera del Metro, sin percatarnos, nos dimos la vuelta y empezamos a remontar. Al cabo del rato, no s cunto, nos dimos cuenta al observar que bamos en direccin contraria a las aguas del ro. En los enormes caos de bloques existentes, y con el cansancio acumulado despus de 20 horas de travesa, no es nada extrao que pueda pasar eso. Ahora, el recorrido est mucho mejor sealizado.

Hace pocos aos, se retom la construccin de la central elctrica, y se adecu el estado del tnel, que haba sufrido algn desprendimiento. Ahora se organizan tambin visitas tursticas. Pero, a pesar de eso, los espelelogos podemos acceder solicitando la llave de la puerta. En Francia, por lo general, en las cavidades habilitadas para el turismo, los espelelogos tenemos acceso libre. En Espaa, en las cavidades habilitadas para el turismo, a los espelelogos no nos dejan entrar. An cuando la cavidad en concreto haya sido descubierta y explorada por nosotros. En Francia, la espeleologa es una actividad con reconocimiento y apoyo social e institucional. En Espaa, una cueva es, con suerte, un objeto de explotacin econmica y punto. Y aunque pagues la entrada de turista, no te dejan hacer fotos, no vaya a ser que les hundas el negocio de las postales.

En la zona hay ms cavidades grandes, la Lonne Peyret por ejemplo, que tiene tambin una sala que poco puede envidiar a la Verna, y algo ms alejado, el karst de Budoguia, con la impresionante Illaminako Ateeneko Leizea, con 1400 metros de desnivel igualmente, en teora tributarias de un gran ro subterrneo, el ro San Jorge, cuya existencia se haba hipotetizado. Durante cierto tiempo se intent la localizacin de sus cabeceras, lo que permitira el descubrimiento de una Super Pierre de Saint Martin, en la expresin de H. Tazieff.

Fotografiar un espacio como la Verna es muy complejo, casi imposible. Si adems me dejo el trpode en el coche, pues ya nada que hacer. Por eso, la foto en la que se ve la sala iluminada con los focos no es ma, la hizo un compaero.
El volumen y las distancias son tan grandes que una figura humana no se puede apreciar, si se hace una foto general, sencillamente no se puede ver a nadie que est en la otra punta, la persona humana se convierte en un punto del tamao de un pixel. Por eso he realizado imgenes parciales con varios flashes potentes y forzando los parmetros de la cmara. Y sin trpode, que estaba bien guardado en el maletero del coche..

Las fotos no tienen mucha calidad, pero es que, a pesar de que haba poca agua, la humedad en suspensin les quita mucha nitidez, es inevitable. Justo por el centro de la sala cae un aporte de agua. Una pequea ducha, que en ocasiones puede ser una autntica cascada. Por lo menos dan una idea de las dimensiones del lugar. Esta vez, bastante ms letra que fotos, la historia de la Piedra da para mucho.



Necesitas descargarte el Macromedia Flash Player


Comentarios sobre este Post
2 usuarios han realizado 3 comentarios
  • 3 - ratpenat - 12/11/2011 - 20:36 - Informar de comentario ofensivo

    Esta vez uno de mis habituales tcnicos de iluminacin, los que aguantan los flashes, no pudo venir, a ver si la prxima puedo ir con el equipo completo y el trpode...


  • 2 - ratpenat - 12/11/2011 - 20:34 - Informar de comentario ofensivo

    Gracias, aunque las fotos dde la sala son mejorables... Durante la visita turstica iluminan la sala de la Verna y le dan ms caudal a la cascada, que est regulada para producir electricidad. No hay nada ms iluminado. La pasarela que se ve recorre una pequea parte de la Verna. Creo que tambin se puede contratar alguna visita guiada ro arriba, supongo que incluye el material mnimo, casco con luz y arns. Vale la pena, es una experiencia memorable.


  • 1 - Guillem San Martn Guiral - 11/11/2011 - 17:40 - Informar de comentario ofensivo

    Una cueva preciosa de unas dimensiones colosales. Las salas estn iluminadas? Sea como sea las fotografas espectaculares.


Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por ratpenat el 17/09/2008

Mi intencin es fotografiar aquellos lugares en los que, hace ya 40 aos, inici mi prctica de la espeleologa con una cierta intensidad. Esto es, en la actualidad, lo que an me motiva para seguir visitando las cavidades. Las ventajas que nos aporta la fotografa digital en esta labor es lo que me ha condicionado a retomar una actividad que ya casi haba abandonado.


Archivo

Mis Categoras

Enlaces

ltimos Posts


Mis Tags