Atencin

 

     

, 18:15

"Chaise Longue"

Publicado por Josune Bereziartu  |  4 comentarios


REPOSO PARA DOS ENCADENAMIENTOS, DE DOS APASIONADOS Y REJUVENECIDOS ESCALADORES"

Son las seis y media de la tarde de un da de finales de julio en el que los ardientes dedos divinos del sol me acechan agazapados en la ventana de mi habitacin a la espera de que mi maltrecha salud mejore. Una vez mas la realidad es tozuda y objetiva en el tiempo, aunque para uno siempre ser percibida segn sus particulares circunstancias. As, envuelta como una croqueta en mantas, tiritando de fro y baada en sudores helados, turbiamente se me viene a la mente la imagen de estar reviviendo aquella aventura invernal en la que tuvimos que vivaquear en unas condiciones extremas debido a una repentina ventisca que nos obsequi con "cuarenta" grados bajo cero. DIOS MIO QUE FRIO!

Miro de reojo a Rikar quien se gira en redondo haca mi con ojos atnitos.
-DIOS MIO JOSUNE! Pero como es posible que tengas escalofros si afuera tenemos unos incendiarios "cuarenta" grados!

Mientras murmuro unos gemidos ininteligibles, Rikar observa atentamente el fino hilo de mercurio que asciende por el tubito central del clsico termmetro por si en alguna rara ocasin como esta tuviramos que utilizarlo.

-DIOS MIO, tienes cuarenta grados de temperatura! Y llevas as siete das, maana iremos a urgencias y no se hable ms!"


Desde la "Chaise Longue" avisto un tro de ases en forma de majestuosos picos. Son La Collarada, La Moleta y La Pala de IP. Se los ve tranquilotes y regordetes. Ni se inmutan con esfuerzo alguno mientras soportan el pesado sombrero de compactas rocas que llevan sobre sus cimas. Si!, esta debe ser la quietud y los aires sanadores de los que uno goza cuando visita este improvisado sanatorio ubicado en las alturas del pueblecito de Canfranc. S! No hay duda de que es el mejor lugar para recuperarse de las gripes y dems dolencias urbanas. Aunque de reposo en los montes altos de los Alpes como aconsejaban las modas en la alta sociedad de los aos "cuarenta" nada, solo un poco de Chaise Longue y un mucho de ejercicio en forma de escaladas y carreras!

Aqu estoy en mi montaa mgica agonizando, apurando los siete movimientos claves de este maravilloso proyecto para liberarlo y devolverlo a la realidad. Aqu estoy, encarando los 34 fantasmas que atemorizan mi capacidad para volver una semana despus con la misma inocente y transparente alma de escaladora que siempre ha estado en mi y luchar con un segundo proyecto al cual tambin dotar de sustantividad.


-Izeba! Etorri uretara!!(Ta ven al agua)
La mirada cmplice de su hermana Bakartxo acompaa a modo de meloda dulzona las imperativas palabras de mi sobrino Joseba. Me estoy derritiendo y no precisamente de calor, sino de esta maravillosa calita en la que la escenografa podra parecerme vulgar a pesar de su exuberante belleza sino fuera por la inigualable compaa de la que gozo a mi alrededor. Mi madre chapotea con los pies en el borde de una roca que se asemeja a un trono. Mi hermana y Tomas, toman el sol. Rikar ya est nadando hacia la barquita hinchable desde la que mis sobris demandan mi presencia.

Pausadamente, acurruco al Capitn Peyrol en una esquinita confortable de mi imaginacin. Este viejo pirata que tanto ha experimentado y al que ya no le sorprende ni la mayor de las catstrofes naturales ni la ms exagerada atrocidad humana se queda de pie en el patio de la posada hasta que la noche difumina los detalles del panorama que contempla. En la oscuridad, lo nico que distingue es el blanco sendero que corre a sus pies y las oscuras copas de los pinos entre los que se hunde el camino al avanzar hacia el mar mediterrneo.

Hace un sol de justicia y una luz que apenas me deja distinguir si la barquichuela de goma, es la que yo he comprado o se trata de la restaurada tartana del viejo Peyrol, quien tantas aventuras me esta haciendo vivir. Suavemente, con amorosos movimientos guardo el libro en una bolsita, pues adems de la urgencia de los chiquillos, y a pesar de que corre una brisa muy agradable, ya tengo ganas de darme un chapuzn con el que calmar mi piel tostada y la tremenda herida que me hice en mi dedo meique de mi mano derecha cuando escalaba el primer proyecto all en las alturas de Canfranc. Mmmmh, el agua calmada arropa de paciencia esta rejuvenecida pasin por escalar que arde en mi corazn. Todo tiene su momento y llegar. Solo es necesario acoger con los brazos abiertos el temple con el que reflexionar sobre los acontecimientos que surgen como una cascada en el instante. La herida se cerrar a su ritmo natural y adems la ola de calor perder su intensidad. Desde este mar tan aventurero como lo es la montaa, ya veo mis uas pintadas posadas con celosa sobre los agarres, algo fieros, de los dos proyectos (12210 y 122Pi) cuyo nombre, hace referencia a la fecha de nacimiento de Erik, la criatura de Rafa.



Necesitas descargarte el Macromedia Flash Player


Comentarios sobre este Post
3 usuarios han realizado 4 comentarios
  • 4 - Josune Bereziartu - 03/11/2012 - 21:03 - Informar de comentario ofensivo

    Eskerrik asko Javi, aunque un poco tarde. Muxu handi bat


  • 3 - Josune Bereziartu - 03/11/2012 - 21:01 - Informar de comentario ofensivo

    Hombreeeeee Miguel. Ya me ha costado darme cuenta de tu comentario, a lo siento. Pues si estaria muy bien volvernos a encontrar y hacer una excursion bonita y con buena y abundante. Pero lo cierto es que febrero queda un poco lejos aun no sabemos que vamos a hacer. Lo que si te aseguro es que volveremos al valle de Aran y si es el 19 de enero mejor porque ese dia tengo un muy buen recuerdo. Rikar sigue disfrutando corriendo por el monte mas que por el asfalto. Me hace mucha ilusion encontrarte por aqui!!!!


  • 2 - Javi Mendizabal. - 19/10/2012 - 22:42 - Informar de comentario ofensivo

    Relato vvido, sencillo, y que le transporta a uno a tu peculiar manera de ver la vida, y la montaa. La fiebre ardiente, el calor y el fro extremo se entremezclan en una redaccin fiel a tu estilo natural y directo. Las heridas de "guerra" se cierran, las fiebres cesan, pero las cumbres, las paredes y los grandes espacios abiertos llevan ah, esperando, millones de aos a que los que pasamos por esta breve vida saboreemos los placeres de los dioses de las alturas ignotas, de las infinitas vistas eternas.


  • 1 - Jorge OutdoorActual - 27/09/2012 - 13:19 - Informar de comentario ofensivo

    Hola Josune, con motivo de tu visita a Barcelona (Euskal Etxea) me preguntaba si podra entrevistarte. Me llamo Jorge y trabajo en la web que se llama OutdoorActual.com chale un vistazo y me dices. gracias


Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por Josune Bereziartu el 03/07/2008

En este blog, Josune Bereziartu nos contar todo aquello que le ocurra, en sus andanzas por el mundo y por las montaas junto a Rikar, su inseparable compaero.


Archivo

ltimos Posts


Mis Tags