Atencin

 

     

, 16:46

A SEGURA LO LLEVAN PRESO

Publicado por Grupo SSM  |  0 comentarios




Se ha levantado un viento considerable. Menos mal que estamos todos en la base, los que han estado esta maana en el glaciar, los de Pico Radio y los que han salido en la zodiac. Este es un medio difcil (mar y montaa), aislado (estamos en una isla de la que, en caso de evacuacin, hay que salir en barco o en helicptero, y el hospital ms prximo est en Punta Arenas o en Ushuaia) y hostil (la niebla es habitual, hace un fro que pela y el tiempo cambia radicalmente en cuestin de minutos). Uno de los aspectos fundamentales en las bases antrticas es la seguridad de las personas que las ocupan, ms an cuando se mueven en condiciones que no son las habituales y en un entorno que no es el ptimo para la supervivencia. De ah que estemos entre 13 y 15 tcnicos en la BAE Juan Carlos I para unos ocho investigadores. Confieso que en un primer momento, me pareci un poco desproporcionado; pero ahora puedo asegurar que en absoluto lo es. Las personas que ocupan la base y los proyectos de investigacin que se desarrollan precisan de unos servicios mnimos (luz, agua corriente, laboratorios, cocina, comunicaciones, lavabos, vehculos para carga y descarga, motos de nieve, etc.), ir casi a diario al glaciar (donde hay nieve, grietas y ms fro que en la base), o traslados en la zodiac a diferentes puntos de la isla (con el riesgo que supone el que caiga alguien al mar o que la zodiac no pueda volver a la base por mala mar o avera); sin olvidar que el abastecimiento se hace gracias al apoyo de un buque de la armada espaola que fondea frente a la isla, desde el que se descarga (o carga) mediante embarcaciones tipo zodiac. Y claro, el agua est bastante fra (a veces, hasta con hielo flotando) y hay animales marinos que van y vienen que, por muy bonitos que sean, no apetece encontrrselos de frente. Por todo esto, la seguridad es lo primero. No se va solo a ningn sitio, se avisa siempre al jefe antes de salir, se apunta en la pizarra del comedor las personas que salen y dnde van y, si se sube al glaciar o se va al mar, hay que cumplir las normas de seguridad especficas que marcan los responsables. Como deca Jos Ramn, A Segura lo llevan preso; aunque ests segura, vuelve a comprobarlo.

Julio Magdalena es uno de los responsables de seguridad de la base, adems de patrn de la marina mercante, por lo que tambin es responsabilidad suya en la base todo lo relativo a nutica, tan importante o ms que lo relativo a la montaa para la logstica y la seguridad de la base. Durante estos das de apertura y puesta en marcha ha sido un no parar hasta que ha estado todo funcionando. Ayer, diez das despus de haber llegado, las dos zodiacs pudieron salir al embarcadero. Muchos son los aspectos a revisar y preparar antes de tenerlas a punto; ms an cuando pasan tantos meses paradas. Quitar la nieve de delante de las puertas del lugar donde quedan guardadas al final de campaa, disponer de la MANITOU (que Adolfo la ha tenido que reparar varias veces estos das) para poder sacarlas, soldar las patas de los embarcaderos, preparar los motores, las sacas de seguridad, o los botiquines, son puntos de una larga lista. Pues eso, ayer hicimos la primera salida en zodiac, aprovechando que haba que llevar a Pepita a la Base Blgara y que hacen falta un par de personas para asistir las maniobras. De obligado cumplimiento es enfundarse en el traje de seguridad (el disfraz de teletuby), gafas de sol, crema y guantes de neopreno. Con este traje, est garantizada la flotabilidad y el que la temperatura corporal descienda slo 2C/hora. Esto no es Salou, es verano, pero el agua est muy fra y hace fro, y no podemos mojarnos al subir y bajar de la zodiac, sin contar que hay veces que hay que estar un rato largo sujetando la embarcacin con el agua hasta la cintura. Julio es todo un profesional de estas cuestiones. Da gusto orle explicar de qu depende que haya olas (viento, persistencia y fetch), las caractersticas de los dos motores que llevamos, por qu los nuevos trajes pueden llevarse sin chaleco salvavidas (llevan un corcho en la espalda que hacen que quedes siempre boca arriba, lo que evita ahogarse en caso de quedar inconsciente), cmo se comporta el cuerpo cuando est en agua fra, lo que llevamos en la saca de seguridad y un largo etctera. Me ha recomendado leer Nufrago voluntario, que explica la experiencia de un mdico rural francs que decidi voluntariamente dejarse ir a la deriva desde la costa francesa a la americana con el fin de encontrar soluciones a los problemas que tienen los nufragos, despus de atender a los supervivientes de un naufragio.
Adems, Julio es un gua magnfico. Hoy nos ha paseado por las Raquelias, unos islotes que hay frente a la base, baha Johnson, donde se vean magnficos los Friedsland, de unos 1.700 metros, completamente blancos, caleta Argentina con sus colonias de pinginos donde ya haba pollos- y Sally Rocks, donde cae parte del glaciar. De lejos, hemos podido ver isla Decepcin. Hemos aprovechado para hacer prcticas de subir a la embarcacin con el agua por encima de la cintura. Nada fcil. He hecho el ridculo ms espantoso, pero nos hemos redo un rato. Maana tenemos que seguir practicando. Tambin nos ha acercado a varias focas leopardo, que flotan sobre bloques de hielo, a las ballenas, al brass (es el hielo que flota sobre el mar despus de caer de los glaciares y que crepita cuando se deshace), los pinginos, los elefantes marinos y las focas. Hemos buscado leones marinos (la foca de los circos, para entendernos), pero todava no es poca. Unos diez minutos antes de llegar al embarcadero es cuando ha empezado a levantarse el viento. Venamos a unos 15 nudos, con viento de 10 nudos y las olas salpicando sobre la proa, as que hemos llegado fresquitos a pesar del traje, los guantes y los gorros. Vamos, que menos mal que nos esperaba Miguel, el jefe de cocina, con consom, vino tinto y cordero asado para revivirnos. Lo del agua salpicndonos ha servido para ser consciente de que el agua es mucho menos salada de lo habitual. Lgico, al estar completamente rodeados de agua dulce en forma de hielo que constantemente est cayendo al mar.
Ahora tenemos rachas de ms de 50 km/h que, con los 2C que marca el termmetro, significa una sensacin trmica de -12,5C, adems de que la humedad del 75% que nos envuelve en la base tambin incrementa la prdida de calor sensiblemente. As que hemos dedicado la tarde a trabajos en el interior.
MA Nern
3 de enero de 2013



Comentarios sobre este Post
0 usuarios han realizado 0 comentarios
    No existen comentarios para este post
Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por Grupo SSM el 19/04/2010



Archivo

Enlaces

ltimos Posts