Atencin

Blog de Ricardo Montoro

     

, 22:08

el mar y la montaa

Publicado por Ricardo Montoro  |  2 comentarios


Cuando la temporada invernal est cas por su mitad ( por lo menos en nuestro pas ) cada ao tengo la misma sensacin, y est es que me siento ahogado, atenazado y atrapado por la nieve y el hielo, quizs sea que vivir aqu arriba y cada maana ver el blanco elemento desde la ventana, salir y estar encajonado entre montaas y sentir fro de la maana a la noche te produce una cierta sensacin de aislamiento del resto del mundo, adems le aado que cuando viajo por trabajo en invierno lo suelo hacer a Los Alpes, pues a veces se me aparece un mundo monotono, vestido cada minuto de invierno.
No es que mi caracter sea muy mediterraneo, pero hum, hay varios das en el invierno que el cuerpo me pide ver encinas, carrascas, hierbas y plantas mediterraneas y tejados de colores rojizos, me pide engancharme en rocas ms calientes de tonos anaranjados y atardeceres de sol escondiendose entre inmensas llanuras, y eso aqui lo tenemos cerca de casa, coger el coche hacer unos cuantos kilometros y de pronto!!!...el mundo cambia y camba rapido sin apenas darte cuenta, segun pasan los minutos y eso es algo muy de agradecer para los que en la montaa habitamos.
Bien es cierto que mis escapadas invernales a la llanura, suelen durar dos das pues enseguida vuelvo a echar de menos las finas lineas de hielo, las blancas laderas de nieve polvo y las estrelladas y fras noches pirenaicas. Pero estas salidas al "exterior" me sirven y mucho para rellenar el deposito y poder seguir con pasin mis andanzas invernales, si adems tengo el tiempo y las ganas necesarias y me alargo hasta la mar entonces el cargue de pilas ya es total, el solo hecho de estar enfrente de algo tan inmenso en pleno invierno paseando por alguna solitaria playa es un aporte de energa que ni los ms sofisticados brebajes de vitaminas le llegan a los talones.
Y es que no se por que razn la mar, el mar, tiene mucho que ver con la montaa, sobre todo si se vive desde dentro, existen las soledades, las incognitas y los sacrificios que por ejemplo una buena va invernal requieren, lo escribo porque lo he vivido, hace ya muchos aos, para ver de que iba la cosa me embarque en un pequeo barco de pesca donde aunque cada da volviamos a puerto, la vida er bastante "agitada" los madrugones se sucedan a los das de tormenta y los trabajos a los impresionantes almuerzos, y el patrn, que deciros de aquel hombre pero nada que envidiar al ms duro de los alpinistas.
Ms tarde y gracias a mi amistad con otro trotamundos de mar, tuve la oportunidad de navegar en un velero y tambin aunque esta vez de ocio, pude comprobar las similitudes del mar con la montaa y que mi amigo y compaero tena mucho que ver con un buen gua.
Ahora mientras escribo este post, me est entrando la aoranza del mar por los poros y sin tardar mucho voy a agarrar el telefono y marcar el nmero de Jano mi amigo marinero, para preguntarle si ya ha arreglado el barco y pedirle una cita en la mar, para que me de aunque sea una pequea vuelta y pueda volver a sentir el viento fro del invierno mediterraneo y ver el inmenso globo naranja esconderse en el horizonte sin nada que le estorbe y de esa manera regresar aqui arriba a encerrarme de nuevo en estas paredes ( con mucho gusto eh!!) y disfrutarlas, volver al trabajo despus del parentess y pensar en la prxima, salida a los Alpes o a donde sea, con mi pequeo frasco de pocima mediterranea el invierno se pasa muy bien y solo se tiene miedo a que el cielo se caiga sobre nuestras cabezas.

saludos desde la montaa



Ms fotografias:
© Ricardo Montoro
© Ricardo Montoro
© Ricardo Montoro


Comentarios sobre este Post
2 usuarios han realizado 2 comentarios
  • 2 - Ricardo Montoro - 26/01/2009 - 22:29 - Informar de comentario ofensivo

    conozco SAnt Llorencs, precioso. saludos desde una noche de gran nevada!!!


  • 1 - birkiki - 23/01/2009 - 13:26 - Informar de comentario ofensivo

    Te comprendo perfectamente. Imagnate todas las maanas despertndote viendo ladrillo, cemento y coches, y alzar la mirada al cielo e imaginar que lo q te rodea no es eso sino montaas, bosques y el sonido de los pjaros y el ruido del agua al caer de una cascada. Aunque yo no lo tengo tampoco del todo mal, pues tengo al lado Sant llorens del munt (no se si lo conoces)y siempre puedo escaparme rpidamente y respiar aire de bosque o caminar por la playa q tambin est muy cerca,sobre todo ahora en invierno.


Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por Ricardo Montoro el 03/07/2008

Ricardo Montoro nos muestra en su blog las diversas partes de su polifactica personalidad. Sus actividades como gua UIAGM, su obra como fotgrafo y pintor, pero tambin su vida como habitante del valle de Tena. Un ilustre corresponsal en la montaa del Pirineo central


Archivo

ltimos Posts


Mis Tags