Atencin

El blog de Jos Mijares

     

, 18:35

Cronicas Antarticas: Capitulo 3

Publicado por Jose Mijares  |  0 comentarios


Los astronautas regresan a la nave espacial en sus vehculos monoplaza. Llevan el cuerpo cubierto por completo para no daar su frgil estructura. Slo unas gafas da ancho cristal les permite tomar conciencia de donde estn. En medio de la blancura total el satlite es el nico medio para volver a la nave nodriza con garantas de no permanecer una eternidad perdidos en el espacio infinito. Los odos se taponan con el ruido de los motores del monoplaza, la comunicacin por radio apenas se oye, slo sirven los gestos. Alzar la mano sirve para saber que todo va bien y que se puede continuar adelante.

Han estado trabajando en la reparacin de las comunicaciones con la base. Con movimientos lentos los navegadores del espacio intentan llevar a cabo su misin, trabajar flotando en el blanco infinito no es fcil. A veces, el viento solar despeja la nebulosa y deja ver el espacio en toda su enormidad, en esos momentos los astronautas interrumpen por segundos su trabajo y se permiten mirar a su alrededor para contemplar el bellsimo y terrible espacio en el que se mueven. Enseguida vuelve a cerrarse, el viento arremete con ms fuerza y la lluvia magntica, que cae paralela al suelo, comienza a traspasar sus trajes de seguridad. Es hora de volver a la nave.

Flotando de nuevo a toda velocidad, los astronautas regresan. Antes de entrar en la nave hay que quitarse los trajes en la antecmara. Por estar en el espacio contienen residuos que deben ser eliminados fuera de habitabilidad. Una vez dentro, por fin, pueden hablar. El resto de la tripulacin les tiene preparada la comida. Con suma atencin son sentados a la mesa y, al calor del sistema de calefaccin, degustan sus raciones del da. Trabajar en el espacio reduce los niveles de oxigeno en el cuerpo humano, adems la respiracin artificial y la lluvia magntica daa el sistema inmunolgico. Para recuperar los niveles vitales adecuados los navegadores del espacio tienen el resto del da libre.

A travs de las escotas de la nave se observan cuerpos celestes de diferentes tamaos que navegan sin orbita por el espacio. Son blancos y azules, de todos los tamaos y se mueven al capricho de corrientes siderales. Como parsitos algunas criaturas extraas los rodean y, las ms intrpidas, se acercan sin miedo a nuestra nave. En breve se iniciarn las labores para investigarlas.

Hilo Moreno 30/11/08

MAs informacin en www.sietedehielo.com



Comentarios sobre este Post
0 usuarios han realizado 0 comentarios
    No existen comentarios para este post
Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por Jose Mijares el 26/01/2009

Travesias por Laponia, Svalbard, viajes con Lonchas y muy de vez en cuando...reflexiones


Archivo

ltimos Posts