Atencin

Hector Sanmiguel

     

, 17:26

Escudilla Vaca, Escudilla Llena

Publicado por Hector Sanmiguel  |  0 comentarios




Hoy he salido a correr despus de comerme un helado. No suelo devorar delicias heladas pero en este caso he optado por convertirme un rato en oso y destruir a mi oponente goteante.
Curiosamente despus de esto estaba corriendo, no se muy bien por qu, 16:30 PM, 35. A la hora y media tengo la boca ms seca que un desvn. Busco desesperadamente una fuente, pero todas estn llenas de nios llenando globos y riendo, mientras yo estoy un poco ms cerca de la muerte. Al final consigo llegar a una no custiodada por jaurias de imberbes dispuestos a lincharme si me acerco, y espanto violentamente a los all presentes (vease cinta en el pelo, sudoroso, quemado por el sol, con un mnimo atuendo para tapar la zona perineal y sin calcetines).
El agua de fuente es maravilloso.
Ahora me estoy comiendo un helado, seguir repitiendo el proceso hasta que no consiga llegar a una fuente a tiempo (Muy parecido al ciclo beber-mear que se lleva a cabo en bares y gasolineras). Temo que pueda haber alguna culebra dentro de mi furgoneta, y tengo que dormir dentro. Muevo las cosas de sitio muy rpido como sabindo que hago, pero con los pies preparados para salir corriendo. Me lleva ms de media hora convencerme de que no hay nada, pero por si acaso me cierro el saco hasta el cuello aunque me derrita dentro esta noche.

Mi escudilla est completamente llena y me siento pudiente. Rebosa de comida por los cuatro costados aunque la mayor parte sea pasta deshidratada y haya perdido mi hornillo, con lo que debo comrmela seca. Puede parecer poco agradable pero soy un vanidoso y esparzo por encima el contenido de los sobrecitos adyacentes para hacerlo algo ms atractivo.
Veo lejano hoy el da en que mi escudilla comience a escasear y quizs torne en saboteador de huertos, cazador furtivo de turistas o incluso me acerque a un supermercado aunque acabe con un brote epilptico serio.
La escudilla repleta evidencia una estancia prolongada en las montaas, y con suerte algunas cimas. El resto del tiempo lo sern largas horas de grandes libros, posiciones incmodas en el colchn de mi furgoneta, tortcolis agresivas y despertares extraos a las 6 AM.

Rijmonos por la apoteosica ley de la escudilla y preparmonos para la diversin infinita.

16/06/2014 En Aviados (Len)
Escrito sobre un gracioso panfleto poltico.



Comentarios sobre este Post
0 usuarios han realizado 0 comentarios
    No existen comentarios para este post
Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por Hector Sanmiguel el 15/06/2014

http://hectorsanmiguel.wordpress.com Correr por las montaas como poesa. Cuando una imagen ya no vale ms que mil palabras La estupidez de las cimas slo superada por la estupidez de los valles.


Archivo

Enlaces

ltimos Posts