Atencin

Hector Sanmiguel

     

, 01:25

Fiesta en el Pamir - Parte 1

Publicado por Hector Sanmiguel  |  0 comentarios


Me dispongo a viajar y todavia sigo en el anterior viaje. En estos momentos me encuentro acompaado por un ser que de adaptado al medio, de evolucionado, casi no puede ser considerado humano. El superhombre que Nietzsche anhelaba, un referente, un dolo, una obra de arte.
Un ser capaz de conciliar el sueo en un pequeo, incmodo y sonoro "autobs", apoyando la cabeza en el suelo y mantenindose sentado en su correspondiente asiento merece todos nuestros respetos, al menos y quizs una placa en alguna calle estrechuja, su cara en las monedas de 1 cntimo o un par de religiones minoritarias. sta ha sido, sin duda, la mayor demostracin de arte que he encontrado en este largo viaje.

Cun diferentes somos las personas! Me pregunto mientras trato de a una dependienta rubia y malhumorada de que mi destartalado petate es vlido para su maldito avin. La diferencia entre la validez y "comprometer la seguridad" parece estar en la cantidad de blletes que pasen de mi cartera a su caja. Curiosamente no me extrao.
Sueo con sbanas blancas y una ducha caliente durante horas y mi vuelo consigue no estrellarse en su andadura por medio mundo. Monotona area slo interrumpida por expectativas desvanecindose sobre un men gastronmico mejor publicitado que un perfume por televisin o un candidato poltico; y un brazo ms peludo de lo que deseara rozndome constantemente mientras trato de descifrar la adictiva trama de una pelcula en turco.

Me escurro por las calles de una ciudad profundamente gris y catica, los coches tienen el volante al azar y antes regalara todas mis preciadas zapatillas de correr que intentar cruzar una avenida.
Kilos y kilos de basura centro-asitica pasada mezclada con an ms kilos de publicidad occidental y sus "bondades". Un hombre destartalado y rodeado de arena, vende chicles y botellas de agua por algo mnos de 3 cntimos mientras observa curioso y sorprendido la construccin de un enorme cartel con el ltimo modelo de smartphone en el mercado. Sonriente l, ahora tendr una gran sombra para su garito y sus bebidad estarn ms frescas y apetecibles para el pblico.
Un mundo tan distinto hay ah fuera slo con salir de esa jaula invisible y proftica llamada Europa! Mezcolanza de olores, sabores, texturas y miradas por igual.

Todava en el huesudo trasero que poseo, adormecido tras ms de 12 horas de avin, observo curioso a mi cadver subirse a una avioneta con ms pinta de la segunda guerra mundial que de llevarme a unas montaas. Omitir ms descripciones sobre esta pattica-embrujada avioneta, para dejar que en mis lectores brote la imaginacin, incluyendo todo tipo de sonidos y turbulencias que invitan al pnico. Trato de leer muy interesado el panfleto de seguridad aunque sea la primera vez que veo este idioma.

Una calurosa tarde en el centro de Asia, vagabundeando, fiel a mi estilo anrquico, rastrero y sofisticado al mismo tiempo, por entre las mezquitas y los interminables puestos de sandas de un pueblo marrn, donde de reojo me observan sedientos de sangre y no se si de venganza, unos cuantos hombres gilmente apoyandos de cuclillas sobre un ladrillo cada uno, al parecer sumamente cmodo. Me las arreglo, no se todava cmo, para hacerme con moneda local, al estilo trueque y con una coca-cola de por medio. An no he aprendido kirguiz y aqu el ingls sali huyendo, con lo que para entendernos nos gritamos fuerte en el rostro, lo ms cerca posible y segn el aliento del interlocutor, conocemos sus deseos y necesidades.



Comentarios sobre este Post
0 usuarios han realizado 0 comentarios
    No existen comentarios para este post
Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por Hector Sanmiguel el 15/06/2014

http://hectorsanmiguel.wordpress.com Correr por las montaas como poesa. Cuando una imagen ya no vale ms que mil palabras La estupidez de las cimas slo superada por la estupidez de los valles.


Archivo

Enlaces

ltimos Posts