Atencin

El blog de Jos Mijares

     

, 21:54

Caravana de motos

Publicado por Jose Mijares  |  0 comentarios


Despus de la estancia en Byers volv a la base espaola Juan Carlos I para pasar en ella las Navidades. Es el periodo llamado interfase y en l, nuestra pequea base espacial, est tranquila pues los proyectos se reducen y la mayor parte de los cientficos vuelven a sus casas. Nosotros aprovechamos esos das para llevar a cabo una idea que flotaba sobre las cabezas del personal de la base desde hace bastante tiempo: Unir por tierra la base y el campamento Byers. Se encuentran cada uno en una punta de la isla y era necesario obtener el track que uniese ambos puntos para un eventual desalojo de la base por tierra o un rescate en ese campamento avanzado.

El viaje daba la posibilidad de recorrer a lo largo la isla Livingston, se trata de un privilegio en estos lugares donde cualquier aproximacin o acceso es complicado y la parafernalia que se ha de movilizar es grande en cualquier movimiento. El recorrido lo realizamos en moto de nieve en su mayor parte. Las motos han de ir encordadas cuando se progresa sobre el glaciar (es decir, en todo momento), de esa manera formbamos un extrao convoy de tres motos con un trineo y una pulka unidos todos por una cuerda. Para darle un toque ms pintoresco uno de nosotros, pues ramos cuatro, iba sentado en el trineo en una silla acoplada de fabricacin casera, una especie de trono que te dejaba helado y que te haca salir volando a la primera de cambio. La extraa caravana sali de la base el da de Navidad a las 5 de la maana.
El paso clave y posiblemente nica dificultad de la ruta lo encontraramos en el cruce del collado de Burdick. Este paso, llave para acceder al plateau superior se encuentra flanqueado por dos zonas de grietas. Uno de los principales objetivos de la exploracin era identificar estas zonas para encontrar un camino seguro. Sin ninguna dificultad y con los rayos de luz iluminando las montaas de merengue del macizo Bowles alcanzamos el plateau y con l la divisoria que nos conducira sin ms complicaciones hasta el final del glaciar. Normalmente en los recorridos que realizamos en moto nuestros ojos van clavados en las pantallas de los Gps que llevamos instalados, envueltos en las nubes es muy difcil encontrar puntos de referencia. Esta vez la silueta de la isla se abra frente a nosotros y se distinguan los lugares principales a simple vista desde nuestros asientos. La Isla Maravillosa tiene una variedad de paisajes que asombra. Desde el llano polar por el que avanzbamos se distingua la Cordillera de los Friesland con las mayores alturas de toda la isla, resultaba una especie de cadena montaosa de los Himalaya cargada como estaba de seracs y con la nieve hciendo malabarismos en sus afiladas aristas para no caer. A ambos lados la costa se dibujaba irregular y se apreciaban las rompientes que forman los arrecifes como guardianes protectores que deciden quien se acerca y quien no a su tierra. Al fondo, frente a nosotros la tierra virgen, libre de hielos y salpicada por numerosos relieves de escasa altitud se encontraba la Pennsula de Byers.
Una bandada de petreles posada sobre la nieve nos indic el final del terreno nevado. El sitio donde deberamos aparcar nuestros vehculos y continuar a pie hasta el campamento. Dos horas despus entrabamos en el igl de habitabilidad con gorros de Papa Noel y unos bogavantes envasados al vaco para comerlos con el personal del campamento. Hasta descorchamos una botella de Cava en plan Fernando Alonso que nos bebimos todos juntos antes de emprender el regreso. La vuelta transcurri sin complicaciones y una luz plateada iluminaba nuestras anteriores pisadas. Unas diecisiete horas despus de la salida llegbamos a casa de nuevo.


Hilo Moreno Desde la Antartida



Ms fotografias:
© Jose Mijares


Comentarios sobre este Post
0 usuarios han realizado 0 comentarios
    No existen comentarios para este post
Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por Jose Mijares el 26/01/2009

Travesias por Laponia, Svalbard, viajes con Lonchas y muy de vez en cuando...reflexiones


Archivo

ltimos Posts