Atencin

 

     

, 10:38

El mushing es...lo que pasa mientras los borradores se acumulan

Publicado por AguedaMush  |  0 comentarios


El da en que Allen Moore y Brent Sass dejaban Two Rivers con apenas dos minutos de diferencia para jugarse las ltimas 73 millas de la Yukon Quest, yo estaba lejos de casa, con una conexin a Internet ms bien precaria, bajo el diluvio universal y en mitad de una semana de formacin para un curro, que inclua actividades nocturnas y por tanto haca recomendable pasar la noche en la granja en la que estbamos (acabaramos muy tarde y al da siguiente haba que estar all bien temprano). Haciendo clculos, era muy probable que el ganador de la Yukon Quest se decidiera en algn momento entre la madrugada y la maana, y la idea de que Brent Sass yo saba que iba a ganar Sass- cruzara la lnea de meta antes de lo previsto y por tanto aquello me pillara durmiendo, obligaba a ponerme el despertador a las cinco de la maana. Cuatro y media, mejor, por si acaso. Y con los compaeros durmiendo todos en una habitacin, despertarlos a esas horas slo "por si acaso Brent Sass gana la YQ antes de la hora prevista", era cruel. As que me fui a casa a horas intempestivas para ir viendo, conforme pasaba la noche, que el momento en que Brent Sass entrara a meta me iba a pillar conduciendo de vuelta a la granja. Madrugn, conducir aguantando la tentacin de mirar el telfono, murmurar en voz alta "que no llegue a meta antes que yo a la granja, que no llegue a meta antes que yo a la granja" y llegar, mirar el telfono y entonces actualizacin en la pgina de Facebook de la Yukon Quest, en ese momento: Brent Sass cruzaba la lnea de meta.

Nunca me haba parado a intentar entender la desmedida alegra que la victoria de un equipo de ftbol, por poner un ejemplo, despertaba entre sus seguidores. Desde que conozco este deporte he tenido mis favoritos, favoritos que cambian cada temporada, esos que te despiertan mayor simpata, de cuyos xitos te alegras y de quienes aun sin haberlos visto conoces a sus perros pero con la victoria de Brent Sass en la YQ lo entend, entend esa alegra desmedida. Y por qu? Por qu aparecen mushers que te hacen desear gritarles en la meta "queremos un perro tuyo" mientras les lanzas bolitas de pienso con su nombre pintado en las mejillas? Por qu gusta, por qu me gusta, tanto Brent Sass? Por los detalles, pequeos detalles, gestos que son una carcia, una sonrisa un poco de lado, un susurro a una oreja levantada las orejas de los perros guardan los secretos ms secretos, las mejores declaraciones de amor-. Contaba Brent Sass que para esas ltimas millas antes de adjudicarse la victoria, decidi cambiar de posicin a Basin, uno de sus lderes, y que ste, al verse relegado a otro lugar en el tiro se enfad. Sass, entonces, volvi a colocarlo delante. De eso hablo cuando hablo de detalles. Brent Sass, el hombre que sale a entrenar con un radiocasete a pilas sobre el trineo gritando desafinadamente Wild and Free de Hobo Jim. El chico de los brazos nervudos y tatuados que se fue de Minnesota a Alaska buscando vivir la verdadera vida del norte y que empez con aprendiendo de una de las ms grandes, Susan Butcher. No se trata, al final, de que Brent Sass ganara la YQ. Pienso en cuntos de los mushers a los que admiro profundamente no estn probablemente nunca lo estarn- entre los cinco primeros en una carrera, ni siquiera entre los diez primeros. Del mismo modo, hay un montn de mushers ocupando esos primeros puestos que me producen algo parecido a la animadversin. Porque no se trata del palmars: se trata de la actitud.

Por eso, por la actitud, fue tambin por lo que haba otro musher en la YQ que me despertaba especial inters: Lance Mackey. Su participacin este ao en la YQ se sald con el puesto ms bajo que ha logrado nunca. En algn momento de la carrera incluso pens que acabara llevndose la linterna roja. Pero dijo, a pesar de eso, que haba sido su mejor YQ, la ms divertida. Tena en contra no slo que ya no est como estaba, sino tambin que corra con un equipo muy joven. Y sali ms que airoso: mientras Brent Sass entraba en el panten de los elegidos al que muy pocos acceden, a Lance Mackey no lo sacaba de all ni su antepenltimo puesto. Porque no es slo actitud, es tambin dignidad. Hace unos meses, cuando Mackey anunci que correra este ao la Iditarod, habl del boxeador con la cara cosida a hostias, de quien vuelve al cuadriltero a perder, en un ltimo intento por recuperar un tiempo pasado que fue mejor; un tiempo pasado en el que fue EL MEJOR. Habl, entonces, de lo pattico que resulta lo que hemos visto en tantos deportes: esa imagen penosa del que trata de mantener intilmente la leyenda. Nada de eso ocurri, ni con ese antepenltimo puesto: el hroe cansado sali vencedor, la leyenda se mantiene. Veremos cmo le va los prximos das en la Iditarod. Repetir Brent Sass la hazaa de Mackey de adjudicarse YQ e Iditarod en el mismo ao?

Pasada la Yukon Quest, la vida de aqu empez a llenrseme: clases, trabajo, otras clases, ms trabajo y aunque el fin de todo ello no sea otro que volver a la vida perra ms arriba del Crculo Polar rtico, el sof-mushing, -ese premio de consolacin por tener que ir a primeros de marzo ya en chanclas y manga corta- queda relegado a poco ms que alguna mirada fugaz al telfono entre clase y clase o al acabar de currar. Por suerte pienso para seguir consolndome-, slo quedan dos grandes citas para el mushing esta temporada, la Iditarod y la Finnmarkslpet, y ninguna me despierta el inters desmesurado que me despierta la YQ. Aun as, son junto a la YQ la tres carreras ms importantes del mundo, y me hubiera encantado vivir los prximos das pegada a la pantalla siguiendo en el tracker a los participantes de una y otra. No podr ser.

De tener tiempo, me habra gustado comentar por aqu los modelitos de los mushers en el banquete previo a la Iditarod, o qu piensan quienes lo han visto ya acerca de The Great Alone (el documental sobre la vida de Lance Mackey, cuyo preestreno tuvo lugar ayer), o por qu esa diferencia abismal en cuanto a cifras de participacin entre la Yukon Quest y la Iditarod, qu diferencia una carrera de otra. Tambin, hablar de las crticas que una vez ms afloran cuando llegan estas carreras por parte de organizaciones de defensa de los derechos de los animales, explicar qu hay de cierto en ellas y qu no, hablar de los exhaustivos controles veterinarios, de esa labor impagable de los veterinarios en cualquier carrera, sea de diez kilmetros o de dos mil; contar algo ms acerca de algunos de los valientes que hoy, en pocos minutos, tomarn la salida de la Finnmarkslpet en Alta, esos de quienes habl en un reportaje en la revista Oxgeno el mes pasado, y para los que deseo suerte y caminos felices: Miquel-ngel Martnez, Maral Rocas, Jos Sacristn y Baltasar Gallardo. Me hubiera gustado tambin, estas ltimas semanas, hablar de la Soria Unlimited, que en su segundo ao demostr que tambin en Espaa puede haber mushing del que nos gusta.

Al final cualquiera que tenga un blog lo sabe-, todo queda en borradores.



Comentarios sobre este Post
0 usuarios han realizado 0 comentarios
    No existen comentarios para este post
Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por AguedaMush el 01/01/2015

Ms all del juego de palabras, poco o nada tiene que ver Kanin Nos con los perros. Kanin es una pennsula al norte de Rusia, baada por el mar Blanco a un lado y por el de Barents al otro, en la que poco ms de doscientas personas ven pasar la vida bebiendo vodka. KaninNos he llamado a este rincn acerca del norte y el fro... y por encima de todo, acerca de perros: perros de tiro en nieve, perros de tiro en tierra, perros de tiro sobre mares helados... Parafraseando a Knud Rasmussen, dadme nieve, dadme perros y podis quedaros con todo lo dems. Para ms informacin: lastyoik@gmail.com


Archivo

Enlaces

ltimos Posts


Mis Tags