Atencin

Las montaas como pretexto

     

, 13:16

CROMAONES, QUE SOMOS UNOS CROMAONES

Publicado por Snaefells  |  0 comentarios




Con la nueva primavera la nieve se refugia en lo alto de los Picos de Europa, pero an pueden calzarse los esqus en el Cable. Un invierno prdigo en nevadas mantiene esquiables la subida a cabaa Vernica, al collado de la Canalona, a la canal de San Luis. Los circuitos por collado Callejo, por la collada Bonita, por la horcada de Can Y as seguir hasta junio.
Pero como siempre sucede al compartir la cabina del telefrico con los turistas, stos miran con extraeza nuestras botas, tablas, bastones, piolets, cascos porque en Fuente De ya crece la hierba y la muralla del circo est seca como en agosto.
Empieza a apetecer dejar toda esa parafernalia y, con zapatillas y mochila ligera, buscarle los puntos dbiles a esta imponente muralla saltndonos el trmite del telefrico, tedioso y caro.
Mejor que la seora con tacones con quien compartimos apreturas en la cabina no descubra estos pensamientos:
-"Cromaones, que sois unos cromaones!".

Quizs algn grupo de cromaones de hace 20 25.000 aos, persiguiendo una presa hasta el lmite de las nieves perpetuas cuando stas bajaban en los Picos de Europa por debajo de los mil metros, remontaron la morrena derecha del glaciar donde naca el ro Deva, donde hoy est Pido, y alcanzaron el circo de Fuente De. Ni el ro ni el circo tenan nombre y del pueblo para qu hablar.
Entonces, a la cra de mamut o al oso de las cavernas le perderan la pista, paralizados, no por la admiracin que hoy nos produce la muralla rocosa que remontamos en El Cable, sino por el pnico de haberse adentrado sin saberlo en el reino del hielo.

Lo que vieron aquellas gentes paleolticas en plena glaciacin Wrm, la ltima, les era desconocido porque su tribu prefera las tierras bajas ms templadas, en el arranque de los valles donde la intemperie en verano o la boca de una cueva en invierno eran suficiente refugio. Nosotros, sin embargo, tenemos lo que ellos no, los nombres de los sitios y el lenguaje para describirlos aunque nos resulte difcil imaginarlos:
La gigantesca escalera de hielo azul descolgndose desde la meseta de Lloroza o de Liordes, las cascadas que no alcanzan el suelo pulverizadas de tan altas en la muralla de la Padiorna, los sracs como dados de gigantes en equilibrio sobre Valdecoro, los aludes barriendo las canales de la Jenduda, del Butrn, el viento en las morrenas glido de repente, el chasquido metlico de las entraas del glaciar que se arrastra hacia Espinama, el vuelo acrobtico de las chovas siempre
Lo que vio aquel grupo de cromaones en Picos habra hoy que ir muy lejos y muy alto para verlo. Nosotros nos conformamos con imaginarlo.

Poco a poco aquellos hielos se fundieron y solo quedaron los restos de su trabajo: los valles en U como el del Duje, las morrenas abandonadas en Pido o en liva, los lagos exhaustos de Lloroza, las turberas de Liordes y los circos glaciares como este de Fuente De.. Pero, al mismo tiempo, el agua fue desmantelando todo lo anterior porque, en esta latitud cantbrica, es muy abundante y la roca caliza muy propicia a diluirse: Entonces se hundieron los jous, se labraron los lapiaces, se trituraron los pedreros, se tallaron las canales, se perforaron las simas.
Y Picos de Europa y el circo de Fuente De quedaron como hoy los vemos.

El croman depredador y nmada se convirti en productor y sedentario (y en ello seguimos). Y volvi a subir, ahora en busca de pastos de verano para sus ganados hasta los puertos, las vegas, las majadas. Y traz los caminos de vrtigo que an recorren estas montaas. La caza de sus antepasados qued ya solo como deporte para ricos y nobles (Chalet Real) a quienes acompaaban hasta los buenos puestos, hasta los tiros. Y tambin a algunos gabachos, como el conde de Saint-Saud. que se empeaban en llegar a las cumbres. Luego la minera ech el ojo a la blenda acaramelada de Picos y se horad la montaa (en la Mnforas de liva se extrajo hasta 1989) y algunas sendas se convirtieron en caminos carreteros imposibles por donde se acarreaba el mineral (por los Tornos de Liordes, pas algn Land Rover). Finalmente, lleg el desarrollismo de los 60 y el mismo Franco inaugur, cmo no, el telefrico.

Y aqu estamos nosotros, herederos de todo ello, apurando las ltimas nieves que hace mucho que no son lo que fueron y van a menos, esperando poder recorrer el prximo verano y hasta el otoo los caminos de los cazadores, de los pastores, de los guas, de los mineros que siguen ah, remontando la fantstica muralla de Fuente De; en mejor o, generalmente, peor estado, podridas sus armaduras, comida su estrechez por la hierba, barridos por los derrumbes.
Porque, para admirar la muralla de Fuente De, el telefrico no basta. Hay que remontarla a pie por donde siempre se hizo aunque hoy parezca imposible. Hay que asomarse al Mirador del Cable, 800 metros de cortado por encima del valle, por mritos propios.
Es posible, la nieve ya se ha retirado.

Por la canal del Embudo o por la senda de los invernales de Igedri. Cmodamente pero dando un buen rodeo.
Por la senda del Hachero hasta Valdecoro o por la conocida canal de la Jenduda. Con pie firme y cabeza fra, plantndole cara al gigante,
Por las desconocidas canales de la Cel y del Butrn, para quienes, sin miedos, quieran subrsele a las barbas.

Que cada cual escoja su camino entre los desventos de la que fue la cascada de hielo glaciar ms grande de la Pennsula y hoy uno de los circos ms hermosos del mundo a pesar del telefrico.


http://escritosdesamarkanda.blogspot.com.es/2015/05/cromanones-que-somos-unos-cromanones.html


Tags: glaciares

Comentarios sobre este Post
0 usuarios han realizado 0 comentarios
    No existen comentarios para este post
Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por Snaefells el 21/04/2015

Para quienes estn un poco cansados de tanta fotografa y resea tcnica.


Archivo

Mis Categoras

ltimos Posts


Mis Tags