Atencin

Hector Sanmiguel

     

, 22:06

Insoportable-mente

Publicado por Hector Sanmiguel  |  0 comentarios


"Nuestras convicciones ms arraigadas, ms indubitables, son las ms sospechosas. Ellas constituyen nuestro lmite, nuestros confines, nuestra prisin." J.Ortega y Gasset



Un sinfn de mundos distintos se esconden tras cada valle,
tras cada cima airada por el viento fro,
solitaria.
Un sinfn de mundos
que se abren a cada curva de este retorcido sendero
por el que subo a cada respiracin ms entrecortada,
ms agnica y vctima,
de mis ansias por subir rpido y vivo,
de sentir cmo mi cuerpo se acelera
cuando las curvas del sendero se acortan
y asciende empinado saltando su piel entre las rocas.

Un mundo escondido a cada paso, a cada zancada,
a cada inspiracin y a cada parpadeo.
Cada uno de estos mundos siendo distinto,
ser igual que cada caja de tu alma,
de tu coraza,
de tu promesa y tu fachada,
ser el rumor lento de cada sonido de tu calma
junto al mar.
Ser el nico en el conjunto de tu tacto a nube blanca,
de cada valle que conforme los recodos de tus futuras pestaas,
con laderas de besos y llantos,
de golpes y latigazos,
de piel violada bajo engaos
sobre el abismo atados.

Todas distintas,
pero todas formando lo que quisieron ser.
Cada una es tan distinta!
Quizs algn da podr conocer?
No lo s...

Y sin quererlo me paro
y me engao a pensarlo,
me invade una terrible consciencia
de nuestra impermanencia,
de lo efmera que es la vida humana,
y cmo nos engaamos pensando
que llegaremos a ancianos,
con una familia,
una pareja...
Nada ms lejos de una realidad
que aplasta nuestras mentiras
miedosas y piadosas,
que intentan calmar ese fuego interno
que nos recuerda
nos desata y nos despierta,
que necesitamos aprovechar cada minuto,
cada segundo de esto que estamos viviendo...
Nos mentimos suavemente a nuestros propios odos,
dndonos un halo de "esperanza",
de tiempo, en el que todo se arreglar,
todo estar de acuerdo a lo que queremos
y haremos todo aquello
que no estamos ahora haciendo.

Nos mentimos...
Para no vivir,
para quedarnos sentados,
para hacernos vagos,
para envejecer en un asiento cmodo
calientes, acurrucaditos, con la tripa llena; y cuando
todo se vaya acabando,
empezar a darnos cuenta
lo que podra ser vivido,
levantndose de ese asiento confortable.
Imaginas que todas las personas del mundo hicieran
lo que realmente quisieran hacer?

Es por esto por lo que me gusta correr,
una manera de ver la vida, de plantarse y decidir
recorrer todo lo que pueda,
cuanto ms corra, ms sitios experimentar,
ms conocer,
ms mundos distintos entrarn por mis pupilas y mi piel,
y ms me conocer a mi mismo cuando me encuentre slo,
de noche o perdido.
Cuando sienta miedo, dolor,
rabia, fuerza, fro, calor,
sueo, hambre, sed, terror,
vegenza y sobre todo me sienta volar por encima de las montaas,
por encima del mundo y del todo,
sentirme indiscutiblemente parte de m mismo.
Cuando me sienta insoportablemente vivo,
cuando me sienta irremediablemente libre.


Siempre en alguna parte, de alguna manera... Si hay pasin.



Comentarios sobre este Post
0 usuarios han realizado 0 comentarios
    No existen comentarios para este post
Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por Hector Sanmiguel el 15/06/2014

http://hectorsanmiguel.wordpress.com Correr por las montaas como poesa. Cuando una imagen ya no vale ms que mil palabras La estupidez de las cimas slo superada por la estupidez de los valles.


Archivo

Enlaces

ltimos Posts