Atencin

Las montaas como pretexto

     

, 17:00

LOS ECHAREMOS DE MENOS

Publicado por Snaefells  |  0 comentarios


Hace muchos aos que visitamos por primera vez Marruecos y descubrimos las montaas del Atlas. Cunto hace de ese primer viaje y qu tarde lo hicimos! Pero, recuperando el tiempo perdido, hemos vuelto ao tras ao y lo seguiremos haciendo.

"Primero fue en bus (dos das), luego en coche (dos mil kilmetros), finalmente en Ryanair (dos horas). Los tiempos han cambiado para "bajarse al moro", aunque no s si a mejor.
Una vez en Marrakech, puerta de entrada a las montaas, haba que ir a Bab Doukala, donde pastorean cientos de taxis, a alquilar uno. Un "grand taxi" por supuesto, un Mercedes 240 color crema, con conductor con pinta de talibn, con un milln de kilmetros desde que lo trajeron de segunda mano desde Alemania, porque son los nicos que pueden llevarte fuera de la ciudad hasta donde quieras: hasta el cercano Imil, o a Setti Fadma, o al otro lado de las montaas hasta la Tessaout o el Siroua, incluso hasta los valles remotos de Bouguemez o Tattiouine el mejor comienzo para nuestra pequea aventura.

Pero ya est en marcha un plan renove que empieza a cambiar este panorama monocolor del transporte interurbano. Ha empezado en las ciudades del norte, Tnger, Rabat, Casablanca, pero avanza inexorable sobre el sur profundo. Los viejos y entraables Mercedes, despus de casi cuarenta aos de traqueteos, estn condenados a desaparecer sustituidos, en aras de la seguridad y el ahorro energtico, por los fros Dacia Lodgy subvencionados de siete cmodas plazas ms equipaje. Las mismas que vena a tener el viejo taxi cuando casi iba vaco.
Con l desaparecer tambin una forma de descubrir Marruecos: calor, sudor, polvo inshal. En el fondo porque aquel Marruecos tambin est condenado a desaparecer.
Aunque a nosotros siempre nos quedarn sus montaas, pesadas como ballenas varadas entre el mar y el desierto, sus altos valles verdeantes de huertas y frutales, sus gentes los imazhigen- hospitalarios y generosos.
A "les grandes taxis", los echaremos de menos.
Y a sus primorosos protectores del salpicadero a base de pelo de camello, que nos descubrieron cun peludos eran esos animales; y para los que reclamamos la declaracin de espacios protegidos por la diversidad de su fauna. Antes de que desaparezca.



Necesitas descargarte el Macromedia Flash Player


Comentarios sobre este Post
0 usuarios han realizado 0 comentarios
    No existen comentarios para este post
Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por Snaefells el 21/04/2015

Para quienes estn un poco cansados de tanta fotografa y resea tcnica.


Archivo

Mis Categoras

ltimos Posts


Mis Tags