Atencin

Las montaas como pretexto

     

, 17:12

LA PESADILLA DE JNOVAS

Publicado por Snaefells  |  2 comentarios




En el ao 1984 Emilio y Francisca, ltimos vecinos de Jnovas, abandonaron su pueblo un fro 20 de enero.

Siempre haban vivido con la amenaza. Se haba hablado del pantano desde tiempos de sus abuelos, pero otros valles del Pirineo ms atractivos para la voracidad hidrulica desviaron la atencin de la cuenca del ro Ara. Hasta 1951.
Iberduero recibi la concesin y diez aos despus comenzaron las expropiaciones en los pueblos y tierras de la cuenca media del ro. Diecisiete en total. En Jnovas 150 familias.
Desde entonces la resistencia fue tenaz durante ms de veinte aos, pese a las magras indemnizaciones, la incertidumbre permanente, el abandono de muchos, el derribo de las casas, el destrozo de los sembrados, el desalojo de la escuela, la creciente soledad, el corte final de la luz y el agua. Las gentes del Pirineo estn acostumbradas a irse pero no a que los echen.
Pero el 20 de febrero de 1984 haca demasiado fro en casa de Emilio Garcs.

Pasaron otros veinte aos, el pantano no se hizo y el proyecto se abandon por inviable. Tanto sufrimiento result desesperadamente intil.
Y a da de hoy nadie ha asumido responsabilidades.

Hoy ya ha pasado otro invierno y, como tantas veces desde que me fui, viajo desde el Cantbrico hmedo hasta el soleado Pirineo de mi infancia en el valle del sera, domeado desde hace mucho por pantanos, desde Barasona hasta Paso Nuevo. Un largo viaje desde el mar; algo menos ahora por el atajo del tnel de Petralba, entre Sabinigo y Ainsa.
Desde Fiscal he seguido el esplndido curso del Ara, el nico ro importante de la cordillera que an permanece virgen. Rebosante con el deshielo de Comachibosa y el Perdido. Pero Jnovas y su Ribera siguen devorados por las zarzas.

Un cartel, en el desvo al pueblo desde la carretera general, reclama su restitucin a los antiguos habitantes y, por fin, en eso parece que se est. Algunos, que eran nios cuando se derrib su escuela, tratan de levantar de nuevo las casas de sus padres.
Pasar mucho tiempo. El que haga falta; porque las gentes del Pirineo estamos acostumbrados a irnos pero tambin a volver.

Al pasar por el congosto de Jnovas, donde deba levantarse la presa, veo que las aguas del Ara siguen rompiendo el anticlinal de Boltaa, y sus gigantescos estratos proyectados hacia el cielo como en tiempos geolgicos me recuerdan que tiempo es lo que a estas montaas les sobra.


Tags: pantano

Comentarios sobre este Post
2 usuarios han realizado 2 comentarios
  • 2 - Snaefells - 30/05/2015 - 09:58 - Informar de comentario ofensivo

    Fuegos fatuos entre las ruinas, restos de naufragio en una triste playa...


  • 1 - elales - 29/05/2015 - 10:13 - Informar de comentario ofensivo

    "Quin me iba a decir a mi que soaba con el mar que en un maldito pantano mi casa iba a naufragar. A Jnovas digo adis, a La Velilla y Lacort. Adis, barquitos hundidos, adis. Mi pobre pas, adis"


Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por Snaefells el 21/04/2015

Para quienes estn un poco cansados de tanta fotografa y resea tcnica.


Archivo

Mis Categoras

ltimos Posts


Mis Tags