Atencin

Las montaas como pretexto

     

, 15:58

EL CERVINO DESDE EL OTRO LADO

Publicado por Snaefells  |  2 comentarios


El 14 de julio de 1865, ahora hace 150 aos, Edward Whymper y sus improvisados compaeros alcanzaron por primera vez la cumbre del Matterhorn por la arista de Hrnli; una ruta apenas intentada antes por su apariencia inaccesible vista desde Zermatt y a la que el ingls se enfrent esta vez sin la ayuda de su gua habitual, el italiano Jean-Antoine Carrel. La gloria.
El descenso es de sobra conocido por la muerte de cuatro miembros de la cordada y el subsiguiente proceso judicial que se instruy contra Whymper en relacin a la cuerda que se rompi. La tragedia.
Hasta aqu la efemride que todos los medios han celebrado.

La geografa aclara algunas cosas
No hay otro perfil de montaa ms universalmente conocido que el del Cervino. Aunque esto no es del todo cierto, porque ese perfil solo se ve desde Zermatt y all la montaa se llama Matterhorn. Es decir, aunque nosotros usemos corrientemente la denominacin italiana, la ms bella imagen de la montaa es suiza.
Sus cuatro aristas (Hrnli, Zmutt, Leone y Furggen) confluyen a 4.473 m. de altura en plena divisoria de aguas de la cordillera, sobresaliendo ms de mil metros sobre los collados circundantes, en la frontera entre el valle de Mattertal al norte y el de Valtournenche al sur.
Pero las simetras geolgicas ya no coinciden con las polticas: dos aristas (Hrnli y Zmutt) y tres caras de la pirmide (oeste, norte y este) son suizas; nicamente la cara sur es completamente italiana, porque las aristas que la delimitan (Furggen y Leone/Lion) son compartidas. Es decir, puestos a cuantificar hay ms Matterhorn que Cervino.

y la historia aclara otras.
En los aos sesenta del siglo XIX, cuando se conquist la montaa, Suiza era un estado consolidado, ms por su reconocida neutralidad internacional desde las guerras napolenicas que por su uniformidad nacional en nada favorecida por la orografa. No precisaba de smbolos que reafirmaran esta unidad diversa porque cada suizo lo era de su cantn y de su valle, as hablaran alemn, francs, italiano o romanche.
Sin embargo, su vecino del sur, en plena efervescencia nacionalista (Il Risorgimento), por entonces an no era Italia. El reino de Piamonte-Cerdea haba conseguido aglutinar a buena parte de los italianos en un reino de Italia incompleto con capital en Turn, porque Venecia, Trentino, Istria y otros "territorios irredentos" seguan en manos del imperio austro-hngaro y Roma en las del Papa.
Piamonte (aqu, en los Pirineos, diramos Somontano) al pie de los Alpes en el alto Po, el reino motor de la unificacin, tena sus lmites geogrficos bien marcados por el arco occidental de la cordillera alpina desde que cedi a Francia los territorios de Saboya al otro lado de los montes. Para reafirmar esta frontera se promovieron desde la poltica la exploracin y la conquista de sus cimas. El Cervino era la ltima de las grandes que quedaba. A ese empeo se dedicaron del rey abajo, todos.

Vctor Manuel II encabez el proceso unificador desde su corte turinesa. Haba apostado por un liberalismo moderado que preservase la monarqua, descartando el republicanismo democrtico de Garibaldi y el reaccionario proyecto confederal del abate Gioberti. El que sabe nadar entre dos aguas suele mantenerse a flote.
En 1860 estaba claro que la frontera norte del nuevo pas iban a ser los Alpes, pero habra que esperar seis aos para arrebatar el Vneto (Alpes Julianos) a los austriacos y an cincuenta ms para el Trentino-Alto Adigio (Dolomitas).
La casa de Saboya no era indiferente al horizonte montaoso de su pas originario como frontera poltica y tampoco como espacio de aventura.
En relacin a lo primero es evidente el determinismo geogrfico de la nacin italiana perfectamente delimitada por la pennsula itlica, sus islas (la Crcega francesa es la anomala) y la llanura padana cerrada por los Alpes, lo que es una gran ventaja en relacin a otras "naciones abiertas" como, en esos mismos momentos, es Alemania, tambin inmersa en su propia unificacin pero que, en plena llanura centroeuropea y sin lmites geogrficos claros presenta tendencias expansivas sobre sus vecinos que aseguren su territorio.
En relacin a lo segundo, fue durante este reinado cuando se fund el Club Alpino Italiano (CAI) a imitacin del suizo (SAC) y que, como otros (el alemn -DAV- o el cataln -CEC-), no estaba exento de cierta carga nacionalista.
Hay que recordar al nieto del rey (hijo de Amadeo I) Luis Amadeo de Saboya, duque de los Abruzzos, gran explorador y montaero.
Hoy el refugio del Gran Paradiso lleva el nombre de Vittorio Emanuele II y el de la vertiente italiana del Cervino el de Duca degli Abruzzi (hay otro ms en el Gran Sasso, Apeninos).

Quintino Sella, tambin piamonts del valle de Aosta, fue ministro de hacienda de varios gobiernos por aquellos aos difciles: el proceso unificador estaba estancado y las medidas de austeridad y equilibrio presupuestario (suena?) apagaban el entusiasmo de los italianos respecto al gobierno de Turn.
Sella, que tambin era alpinista, conoca perfectamente el carcter vertebrador de las montaas. Por ello impuls su conocimiento (cofundador del CAI en 1863) y su conquista: siendo ministro del gobierno La Marmora (1864-65) decidi mover los hilos para que la conquista del Cervino no la protagonizase un ingls (Whymper) guiado por un italiano (Carrel) desde el lado suizo (Zermatt). Que fracaso para Italia!
Hoy varios refugios en la zona llevan el nombre de Quintino Sella, en el Gran Paradiso, en el monte Viso y en el monte Rosa.

Felice Giordano ser el hombre del ministro en la montaa. Amigo de Sella y cofundador del CAI era un buen conocedor de las gentes de la Valtournenche y en concreto del gua Carrel que desde 1857 intentaba ascender la montaa por propia iniciativa o guiando a otros, sobre todo a Whymper. En el verano de 1864 ya prepar una expedicin italiana que no pudo materializarse. Al ao siguiente se preparara otra, si no era demasiado tarde.
Hoy, en el torren final de la cresta del Leone, una gran escalera lleva el nombre de scala Giordano, justo por donde el ingeniero abri una ruta ms directa a la cumbre en 1867.

Jean-Antoine Carrel es sin duda el hombre del Cervino. Nacido en 1929 en Crtaz, Valtournenche, se le conoca como "il bersagliere" (el francotirador). El cuerpo de los bersagliere del ejrcito piamonts haba sido fundado por el general de La Marmora (ahora presidente del gobierno) en 1836 y en l estuvo enrolado Carrel hasta 1857, ao en que se licenci y de vuelta a su valle se convirti en cazador y gua. De inmediato comenz su obsesin por la montaa y los primeros intentos por escalarla. Pero al poco, la guerra austro-piamontesa de 1959, con la que arrancaba la definitiva unificacin italiana, y su ferviente nacionalismo le obligaron a volver a filas.
Un ao despus ya estaba de vuelta y con renovados nimos. La primera ascensin de la montaa imposible no slo reportara gloria a la naciente Italia sino a l importantes beneficios personales: de conseguirlo por el lado italiano atraera a su valle al turismo de montaa y le confirmara como gua. Pero haba que darse prisa porque otros ya lo estaban intentando por la otra vertiente.
En agosto de 1861 coincidi por primera vez en Breuil con Whymper. Aunque la admiracin siempre fue mutua, enseguida pudo verse el choque de protagonismos. Con l o en ocasiones con otros clientes har diez intentos fallidos a la montaa. El de 1862 refleja su personalidad de lder orgulloso y sus recelos para con los extranjeros. Acompaaba como porteador a Tyndall, que llevaba dos guas suizos, y alcanzaron la antecima que hoy lleva ese nombre. Los doscientos metros restantes parecan infranqueables. El irlands le consult sobre el camino a seguir; y la respuesta fue, a ms de 4.000 metros: "pregunte a sus guas, seor, yo no soy ms que un porteador".
A 3.830 metros de altura, el pequeo refugio Carrel facilita hoy la ascensin por esa arista suroeste.

Julio de 1865 en la arista del Leone
(o del Lion, que en Valtournenche se hablaba francs).
El jueves 13 haba partido del hotel Monte Rosa de Zermatt el numeroso y heterogneo grupo de Whymper. No haba podido contratar a Carrel como en otras ocasiones porque ste, segn le dijo, ya se haba comprometido para guiar "a una distinguida familia", que result ser la gente del CAI y del gobierno italiano representados por el ingeniero Felice Giordano.
Ese mismo da, Carrel, acompaado de Am Gorret y Jean-Joseph Maquignaz, tambin ha salido de Breuil. En el hotel Giomin, Felice Giordano esperar el desenlace.
El 14 de julio, en el ataque a la cumbre, todos sabemos lo que sucedi.
Pero en Breuil, Giordano vi lo que quera ver. Y envi una precipitada nota a la localidad de Saint-Vincent, a siete horas de camino, para que desde all se telegrafiara al ministro:
"Querido Quintino hoy a las 14 horas vi con los prismticos a Carrel y su equipo en la cumbre del Cervino. Otros tambin lo vieron conmigo. El xito parece cierto aunque el mal tiempo ha cubierto la montaa"
Al da siguiente, sbado 15 de julio, regres Carrel con la verdad de la derrota. Nuevo telegrama:
"Querido Quintino. Ayer fue un mal da y Whymper termin superando al desgraciado Carrel en alcanzar la cima" Pobre Jean-Antoine!
Nada saba Giordano de la verdadera desgracia de Whymper que en ese mismo momento llegaba a Zermatt con solo dos compaeros de los seis que le acompaaban al partir. Por eso el ingeniero no quiere abandonar. El tenaz Carrel est dispuesto a volver a subir inmediatamente, pero solo se anim a acompaarle su amigo Am Gorret. Sin demasiado entusiasmo se sumarn Jean-Baptiste Bich y Jean-Augustin Meynet.
Partirn a la maana siguiente, domingo 16 de julio. Pero la segunda ascensin que completarn el 17, ya no fue lo mismo; aunque se consigui por una ruta nueva, es de consolacin.
Y como oprobioso detalle final, Carrel debi sortear las ltimas dificultades por una vira de la cara oeste para salir a la cima por la arista de Zmutt todo desde Suiza.

Hubiera habido esta rivalidad entre el montas y el montaero de no haber interferido entre ellos los polticos del llano?
Lo cierto es que desde siempre todas las cordilleras han unido a sus habitantes de un lado y otro: peones, turistas, cazadores, contrabandistas, muleros, guas, porteadores, pastores hasta que los polticos comienzan a trazar sus fronteras y a izar sus banderas emponzoando la bonhoma de las gentes; de gentes que jams tuvieron problema en llamarse Jean-Antoine, Baptiste, Augustin, Charles, y sentirse valdostanos que hablaban en francs antes que italianos.
Carrel continu con una exitosa carrera de gua en los Alpes y hasta en los lejanos Andes con clientes de numerosas nacionalidades e incluso con el propio Whymper (1880, primera ascensin al Chimborazo, 6.384 m.).

Muri con 62 aos bajando del Cervino en plena tormenta despus de poner a salvo a sus clientes. All, a 2.920 m. camino del Cervino que de este lado es imponente pero no hermoso, irreconocible para todos los que s identifican su perfil suizo de calendario, "la cruz de Carrel" recuerda al hombre del que el mismo Whymper dijo que era "el ms merecedor de haber llegado primero a la cumbre".

http://escritosdesamarkanda.blogspot.com.es/2015/07/el-cervino-desde-el-otro-lado.html



Necesitas descargarte el Macromedia Flash Player


Comentarios sobre este Post
2 usuarios han realizado 2 comentarios
Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por Snaefells el 21/04/2015

Para quienes estn un poco cansados de tanta fotografa y resea tcnica.


Archivo

Mis Categoras

ltimos Posts


Mis Tags