Atencin

Espeleo y fotografa

     

, 23:39

Txomin IV, la sala blanca

Publicado por ratpenat  |  0 comentarios


Vuelvo a las cavidades despus de un cierto tiempo de parn. No he abandonado, de momento, la actividad, solo me he dedicado a otras cosas, hay que variar de vez en cuando para evitar cansarse. Si te dedicas siempre a lo mismo al final puede resultar aburrido. Esta visita la quera hacer antes de jubilarme de la prctica espeleolgica, era necesario. As, ante la propuesta de Iaki de hacer la tradicional travesa Cueto-Coventosa con calma fotografiando lugares recnditos le apunto que yo prefiero ir a Txomin IV, que hace bastante tiempo que lo tena pendiente. No me motivaba en absoluto pasar muchas horas en Coventosa y arrastrar por la integral todo el material necesario ms el equipo de fotografa, demasiados trastos. Se necesita mucha moral para ir haciendo fotos cuando realizas un recorrido como ste.

El pozo Txomin IV se abre en el interior de la mina Txomin, abandonada hace algn tiempo. Se encuentra en Lanestosa, en el valle de Karrantza, debajo de la Pea Colorada. La mina es un laberinto de galeras de mediana altura, lo que nos obliga a ir agachando la cabeza todo el rato, postura bastante incmoda para las cervicales. Algunas de las galeras tienen importantes derrumbes, hay que ir con ojo. Incluso, otra entrada de la mina se encuentra hundida. Su excavacin fue cortocircuitando una serie de husos verticales, pozos interiores sin salida al exterior, por lo general de grandes dimensiones. En la zona, cuando una mina encuentra una cavidad subterrnea natural se denomina soplao.

Nuestro amigo Iaki, que se conoce bien el recorrido, nos gua por las galeras mineras hasta que llegamos a la entrada de nuestro objetivo. Una pequea galera ascendente y llena de arcilla nos lleva a un ambiente radicalmente diferente y ms familiar para nosotros, salimos encima de una piedra sobre la cabecera de un gran pozo de 235 metros de vertical absoluta, muy adornado con grandes banderas blancas recubiertas de arcilla. Un largo pasamanos por la citada cabecera nos lleva al otro extremo de la diaclasa, desde donde iniciamos el descenso hacia la gran sala de la cavidad. Prmero usamos una cinta bastante larga para atar la cuerda a una formacin potente, mejor asegurarse desde el principio, los agujeros que se abren a nuestros pies imponen respeto.

Al final del pasamanos encontramos el primer resalte de 20 metros, que nos deposita en una pequea sala colgada y bastante adornada con formaciones. A ambos lados se abren sendos agujeros negros. Seguimos la lnea de spits, bajamos un par de metros ms y veremos un saliente rocoso a nuestra espalda donde podremos instalar en areo la cabecera del pozo de 110 que desemboca en la sala de grandes dimensiones. El pozo, aparte de muy majo, es cmodo, tiene varias reinstalaciones con spits en buenas condiciones. Los ltimos 30 metros caen por el centro de la sala alejndose progresivamente de la pared. Para equipar el pasamanos y el pozo hemos usado 220 metros de cuerda y algo ms de veinte chapas.

Una vez en la gran sala, en el extremo opuesto al pozo de 235, encontraremos la continuacin hacia la sala blanca, despus de bajar otro pozo de 20 y seguir descendiendo por un caos de bloques algo incmodo.

El atractivo de la cavidad reside en las cristalizaciones de aragonito blanco que abundan sobre todo en la parte final. Aunque estn bien conservadas, los espeleolgos, en sus visitas, han transportado bastante arcilla en el calzado dejando el rastro evidente en los lugares de paso. Hay que ser cuidadoso y no salirse del itinerario as marcado. Arriba, hay zonas donde es inevitable mancharse de barro.

Por lo dems, cada cavidad tiene su propia historia geolgica, su medio particular y su clima interno propio, de esta forma, las cristalizaciones de aragonito son siempre diferentes, especficas en cada sitio. Aunque los cristales de un lugar y de otro parezcan iguales, en realidad no lo son, el tamao de las agujas, el grosor de las excntricas, las tonalidades... pueden variar mucho de una cavidad a otra. La sala blanca de Txomin es espectacular, no hay muchas as, la visita no nos ha defraudado en absoluto. Como siempre, nos podramos pasar muchas horas haciendo fotos.

Al final, intento fotografiar el pozo largo, pero es muy difcil. El volumen es muy grande, y el techo de la sala refleja la luz. Iluminando hacia arriba, se puede ver el techo claramente y el gran agujero negro que es la chimenea del pozo. Alguna foto mala ha salido, lo suficiente para dar una idea del lugar. En las imgenes, el espelelogo est colgado a unos 30 metros, tiene an 80 de pozo por encima. Otra vez pondremos a ms modelos en las reinstalaciones.



Necesitas descargarte el Macromedia Flash Player


Comentarios sobre este Post
0 usuarios han realizado 0 comentarios
    No existen comentarios para este post
Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por ratpenat el 17/09/2008

Mi intencin es fotografiar aquellos lugares en los que, hace ya 40 aos, inici mi prctica de la espeleologa con una cierta intensidad. Esto es, en la actualidad, lo que an me motiva para seguir visitando las cavidades. Las ventajas que nos aporta la fotografa digital en esta labor es lo que me ha condicionado a retomar una actividad que ya casi haba abandonado.


Archivo

Mis Categoras

Enlaces

ltimos Posts


Mis Tags