Atencin

Hector Sanmiguel

     

, 20:07

Hombres libres

Publicado por Hector Sanmiguel  |  2 comentarios


Han atracado la farmacia del pueblo mientras dorma. Se oan sirenas y los delincuentes se dieron a la fuga. La normalidad de la delincuencia hace que a la maana siguiente la gente lo comente como algo pasajero, como la lluvia o un pedo. La rutina fagocita todo intento de sorpresa. Bajar de las montaas siempre ha sido una mala idea.


El nio se senta cmodo, el nio se saba poderoso. Lo que para otros era un suplicio, para l, era una ventaja. Mientras los adultos sufran por sus vrtebras lumbares, l, disfrutaba de una cama improvisada mientras un moco lquido recorra una de sus mejillas, en una demostracin de placer intenso. Ligeramente encorvado sobre s mismo, se saba superior y nos castigaba con su mirada inmisericorde y su sonrisa maligna. El bus traquetea aceleradamente por un camino excavado en la ladera de la montaa, miro por la ventana y slo hay vaco. La rueda delantera que alcanzo a ver slo se separa escasos centmetros del borde. Ese borde no parece especialmente fiable. Ese borde no me gusta ni un pelo. En Junio se cay este camino y sepult a 14 personas. Todas murieron. Yo deba estar en este mismo bus exactamente en esas fechas, por azar del destino y por aceptar un trabajo pospuse el viaje tres meses. No me reconforta pensar en que ha muerto gente en esta maldita ruta, tampoco en los asaltos con metralletas. La misma cancin se repite una y otra vez en el casete del conductor y quiero suicidarme de manera rpida. Al menos he aprovechado para ligar con una local, muy maja, demasiado complaciente, demasiado fcil.


Me despierta un manguerazo de agua directamente contra mi cara, salto hacia atrs y espero el impacto (aunque si me haba despertado el golpe ya no tena sentido huir). El cristal me protege del agua y del tipo con ceo fruncido que maneja el arma. Me siento fuerte y le sonro. Me enva otro manguerazo y no puedo evitar volver a echarme hacia atrs. El tipo me sonre, los dos sabemos quin ha sido el ganador. El conductor acepta llevarme una hora ms all, al centro de Lima aunque slo quedo yo como pasajero, trato de convencerle de que no se llegar hasta all desde donde estamos y que ya he pagado un billete a ese punto; l, inteligente, trata de sacarme informacin sobre un puesto de trabajo en mi pas, yo le doy lo poco que s del mundo laboral nacional. Quiere prosperar en los negocios y ganar ms dinero, y yo era su clave; desafortunado, dio con uno de los que menos podra ayudarle en esas tesituras; probablemente, sea mejor para l quedarse a trabajar en Lima, entre los atascos y el olor a orina.



"Puedes seguirlo al infierno. Este nio no est bien" Awolnation



Estn asustados. Se nota en sus caras y en sus cuerpos. Extranjeros semi-perdidos, llegaron ayer a la ciudad y ya vieron cmo funciona el cotarro. El miedo les hace dbiles y eso que estn solamente en la parte de la burbuja occidental de la ciudad. Cuando vean lo que les tiene preparado el resto llorarn. Salen. Estn echndole valor. Ah vaya. Cogen un taxi desde el mismo hotel hasta el centro comercial ms grande del pas. Luego compraran un gorro de lana de alpaca y cenarn en un restaurante inalcanzable para un local. As se ve un pas muy bien. Luego hablarn de las costumbres y la hospitalidad. Nadie te atiende como un gilipollas cuando ests pagando el equivalente a un sueldo mensual peruano por un par de platos de comida y un asiento cmodo. Si antes entenda pocas cosas cada vez comprendo menos. Me limito a observar y a correr por la playa. Se me encrespa el pelo y me siento extrao a nivel del mar. Tengo las piernas tan rebosantes de energa que las siento gordas y torpes. Correr esquivando a la muchedumbre nunca ha sido un punto fuerte para m. Correr en cualquier pueblo o ciudad de Per es casi misin imposible. Las miradas incrdulas de la gente, los taxis endiablados, la contaminacin, la inmensidad de las distancias en las ciudades, la falta de espacios abiertos, la escasez de aceras Slo algn pequeo reducto puede ser considerado zona ms o menos apta para esta tesitura y suele estar jodidamente lejos de donde ests t. Las hostilidades se suceden a una velocidad endiablada cuando tratas de moverte de alguna manera distinta a los millones de personas que te rodean.


Un taxista me hace volver a creer en la humanidad por un corto espacio de tiempo. Su sueldo es miserable y su coche en el que pasa sentado todo el da ms. Un famoso jugador de futbol, que cobra millones de euros al ao se neg a pagarle la carrera hace poco y aun le debe 2 euros. Maldita miseria humana. El tipo suea con que le toque la lotera pero no para tener un yate y dejar de trabajar con su taxi sino para poder dar trabajo a la gente y arreglar la cancha de ftbol de su barrio. l cree en sus races. l quisiera ayudar a quien le vio crecer entre muros de hormign y perros vagabundos. l soaba con una muerte rodeado de sus amigos, donde los presentes estuvieran orgullosos de haber compartido su vida.




"Derrota, derrota ma, mi brillante espada y mi escudo; en tus ojos he ledo que subir a un trono es esclavizarse, y que ser entendido equivale a ser despreciado, y que se apresado es alcanzar la plenitud" Khalil Gibran




Un avin con pinta de avioneta me lleva hasta gringolandia. La tierra tomada por hordas de gente con piel blanca, pelo rubio y cantidades ingentes de billetes en el bolsillo. El centro de Cuzco tiene menos que ver con el resto de Per que un ministro en una biblioteca. Rafaela Carr me destroza la mente mientras como ceviche. No s porqu cada expedicin hay una artista que trata de destruirme musicalmente. 2 das en una ciudad y ya estoy a punto de cortarme las venas. Sigo yendo a comer a sitios donde no hay ningn extranjero. Estos prefieren las pizzeras que se extienden por toda la ciudad de forma lamentable. Visitar otros pases haciendo lo mismo que haces en el tuyo carece de algn sentido. Luego, a su regreso, comentarn las maravillas de aquel lugar, su rica cultura y la amabilidad de la gente. 300 euros por visitar Machu Picchu es una salvajada y punto. Un tren por el mdico precio de otros 300 euros te proporciona un cmodo, refrigerado y manjar-alimentado viaje de hora y media. Basura. Yo tomo una furgoneta compartida; no s muy bien porque voy tambin hacia all, por menos de 10 euros. 7 horas cruzando collados a ms de 4000 metros le hacen a uno replantease muchas cosas incluyendo su propia estupidez. La gente hace cola durante horas. La gente es imbcil. La gente paga mucho dinero. Los locales juegan con ellos como quieren. Salgo de all ms rpido de lo que vine. 25 kilmetros despus entre la selva y los rales del tren llego al famoso Machu Picchu. Vale. Foto aqu, foto all. La gente hace un crculo por el camino marcado con carteles y comen snacks y agua a precios salvajes. Me siento en una roca. Contemplo un parque de atracciones y unas montaas increblemente bonitas dejadas de lado.


No s porque me sigo encontrando incmodo en sitios para extranjeros, la superficialidad, la prepotencia, las obviedades, la superioridad Un grupo de tres hermanos tocan msica andina con fuerza y corazn. Sus dedos son giles. Termina una cancin, nadie aplaude. No doy crdito y les aplaudo. La gente ni mira. Ellos me agradecen el reconocimiento. Un tipo con dinero, una habitacin de hotel de 4 estrellas y gafas de pasta trata de levarme con l. Le miro incrdulo y le detesto sin finuras. Nunca es suficiente. En los tugurios de a 170 estoy como en casa.



Comentarios sobre este Post
2 usuarios han realizado 2 comentarios
  • 2 - Hector Sanmiguel - 17/02/2016 - 19:02 - Informar de comentario ofensivo

    Coleboy, si te debo algo, (supongo que te conozco en persona) escrbeme en privado o por telfono y me lo pides. No creo que este sea el medio adecuado para reclamar temas personales y menos sin el mnimo respeto. Esto es slo un blog de textos, que te pueden agradar ms o menos. Un saludo.


  • 1 - coleboy - 13/02/2016 - 15:32 - Informar de comentario ofensivo

    La gente es imbcil. La gente paga mucho dinero....paga tu lo que debes, ... o tu solo vives con tus reglas tipo listo


Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por Hector Sanmiguel el 15/06/2014

http://hectorsanmiguel.wordpress.com Correr por las montaas como poesa. Cuando una imagen ya no vale ms que mil palabras La estupidez de las cimas slo superada por la estupidez de los valles.


Archivo

Enlaces

ltimos Posts