Atencin

Las montaas como pretexto

     

, 20:37

CISNE NEGRO EN LA LAGUNA TORRE

Publicado por Snaefells  |  0 comentarios




"La vida es el efecto acumulativo de un puado de shocks, de eventos inesperados, de la importancia de las bajas probabilidades de las cosas que se desarrollan sin que las podamos predecir con facilidad".
Nassim Nicolas Taleb, Teora del Cisne Negro

Muchos puntitos multicolores se mueven buscando un buen acomodo. Los que han sido ms puntuales ocupan ya sus asientos mientras los ltimos en llegar deambulan arriba y abajo. Parece que las puertas an estn abiertas de par en par por la corriente que hay, aunque la funcin va a empezar; o eso creen todos.
La orilla de la laguna hace de platea y la ladera de la morrena que la cierra de anfiteatro. Nadie sabe cul es la mejor ubicacin para el espectculo, si abajo, algo a resguardo pero a ras del agua, o arriba en posicin ms dominante pero a merced del viento. Algunos, pocos, recorren su cresta camino del mirador Maestri porque les importa un bledo el vendaval.
En la Patagonia argentina siempre sopla de poniente, desde el Pacfico, a travs del Hielo Continental, cubriendo las montaas de nubes y azotando al personal con su cellisca. Por eso el traje de etiqueta en este monumental teatro es goretex y windstopper. Buena acstica pero mala visibilidad.
La laguna Torre est gris y, como an no ha entrado el verano austral, llena de tmpanos batidos por el oleaje que los empuja hacia la orilla. Se desgajan del frente del glaciar Grande que an llega hasta el agua. Detrs de su lengua las montaas del cordn Adela, meras figurantes, se intuyen entre los jirones de nubes. Pero de la estrella protagonista, nada.
Todos esperan que comience la funcin, para eso han venido desde el otro lado del mundo, pero puede que hoy tambin se suspenda y se queden con las ganas. Matan el tiempo buscando un sitio mejor entre las piedras sin demasiada conviccin. De momento hay que conformarse con los teloneros, el glaciar, la laguna y los tmpanos.
A ratos el teln parece levantarse y el pblico se anima. Hacen acto de presencia los actores secundarios, aparece el Mocho con su campo de nieve cimero y parece una gran cumbre. Tambin la aguja Bfida. Despus, entre la niebla se intuye por encima suyo un perfil confuso con su hongo de nieve en lo ms alto. Se parece al protagonista, pero slo es el cerro Standhardt .
Cae el teln una vez ms, hace fro y algunos se van marchando.
Al rato se levanta de nuevo y vuelven a adivinarse otra vez, velados por las nubes, sobre su gigantesco zcalo de granito. Y ms arriba an, se intuye hasta la torre Egger y la brecha de la Conquista pero del capirote blanco del Cerro Torre nada.
Vuelve a estar cada vez ms encapotado, sigue soplando un viento impenitente y empieza a nevar. Ya van quedando pocos espectadores que, aburridos, imaginan formas en los bloques flotantes de hielo: barcos fantasmas, focas sobre una boya, pagodas sumergidas, cisnes en el estanque uno es negro; nacido en el terroso glaciar Adela.
La esperada gran estrella tampoco aparecer hoy, pero lo inesperado ha resultado todava mejor.

P.D. Volvimos tres veces ms en una semana.







Comentarios sobre este Post
0 usuarios han realizado 0 comentarios
    No existen comentarios para este post
Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por Snaefells el 21/04/2015

Para quienes estn un poco cansados de tanta fotografa y resea tcnica.


Archivo

Mis Categoras

ltimos Posts


Mis Tags