Atencin

Las montaas como pretexto

     

, 17:21

LA RENCLUSA, UN SIGLO DE SU TRGICO NACIMIENTO

Publicado por Snaefells  |  1 comentario


Aquel 17 de julio de 1916 Jos Say, ms conocido como "Pepe el de Llausia", vaci con cuidado el agua del gran recipiente en la orilla del lago de Paderna. Lo haba subido desde la Renclusa con treinta y ocho alevines de trucha que se dispersaron desorientados. Haca da y medio que, por iniciativa del Centre Excursionista de Catalunya, haban salido cuatrocientas cras desde Olot pero slo esas pocas llegaron a su destino.
No saba si la pesca de la trucha sera buen reclamo para los viajeros; la caza del sarrio s. Pero, cada vez ms, quienes se acercaban hasta la cabaa que regentaba con Trinidad, su mujer, lo hacan para subir al Aneto.


Renclusa significa "abrigo bajo la roca" y ya desde el siglo XVIII se habla de l, "ennegrecido por el humo". Como tantos otros los pastores lo usaban en poca estival, pero tambin serva de cobijo para los pocos montaeros que se acercaban al macizo montaoso tras las primeras ascensiones a la Maladeta (1817) y al Aneto (1842).
Desde 1870 el benasqus Sebastin Mora se hizo cargo de l y lo convirti en un rudimentario refugio durante ms de treinta aos. Su sobrino Jos Say tom el relevo en 1907.
Para entonces la afluencia de pirineistas se haba incrementado y ya no solo eran franceses que venan desde Luchn, sino tambin catalanes, sobre todo desde que la nueva carretera haba abierto al exterior el valle de Benasque por el congosto de Ventamillo.
Jos Say gui a muchos de ellos, Busquets, Juncadella, Barloque pero trab especial amistad con Juli Soler Santal con quin hizo la primera ascensin nacional al Posets por la Paul.
Pronto vio la necesidad de mejorar el alojamiento de la Renclusa con la construccin de un refugio de verdad, como los que ya existan en la vertiente francesa. El ingeniero Soler pens que el C.E.C. que ya tena uno en Ulldeter- podra costearlo si el ayuntamiento de Benasque ceda el terreno y los materiales.

Dicho y hecho. En 1912 comenzaron las obras bajo la supervisin de Soler Santal que haba diseado los planos y de Say que sera el arrendatario. 450 metros cuadrados en tres plantas ms bodega era mucho ms que la vieja cabaa. Necesitara ayuda para sacarlo adelante porque la concesin duraba 29 aos y ya no era joven. Afortunadamente contaba con Trinidad, su mujer, y sus dos hijas. Adems Teresa se haba casado con Antonio Abadas que sera de gran ayuda.
La obra march a buen ritmo y dos veranos despus estaba prcticamente terminada. Sin embargo la muerte inesperada de Soler Santal retras la apertura oficial hasta el verano de 1916.
Se aprovech mientras tanto para acondicionar la explanada de la entrada y para construir una pequea capilla excavada en la roca que haba dado nombre al refugio.

Pero mucho haban cambiado las cosas. La afluencia de montaeros desde Francia por el puerto de Benasque se haba reducido drsticamente debido a la Gran Guerra que ya iba para su segundo ao y una gran crisis econmica se cerna sobre nuestro pas pese a su neutralidad. Francisco Cabellud, que tena su propia cabaa bajo el puerto, no contemplaba el futuro con optimismo; la guerra acabara, s, pero el nuevo refugio que vea construir en la ladera de enfrente arruinara el suyo.
Say segua con su trabajo de gua y en 1915 colocaba en la cumbre del Aneto el primer libro de registro. Ese mismo ao, el nacimiento de Jos lo converta en abuelo. Ya estaba ms tranquilo.

Al bajar del lago de Paderna comprob una vez ms que, pese a esos dos veranos extras, al final el tiempo se echaba encima y todo eran prisas: los ltimos muebles, los retoques de pintura, los remates de albailera, los mulos con las provisiones porque la inauguracin oficial se haba fijado para el 5 de agosto y estaban convocadas numerosas autoridades y personalidades de Espaa y Francia.
Pero tambin reinaba el optimismo en el futuro y se fantaseaba incluso con construir otro refugio en el mismsimo collado de Coronas a 3200 de altura, a una hora de la cima.

El da 25 de julio de 1916 llegaron desde el valle de Arn dos montaeros alemanes con la intencin de subir al Aneto. Adolf Blass y Eduard Krger residan en Barcelona y eran socios del C.E.C., pero en los tiempos que corran el encuentro con montaeros franceses que pudieran llegar y los recelos de los espaoles en gran medida francfilos no auguraban nada bueno. La tensin resultaba evidente.
No tenan gua y Say se ofreci pronto a acompaarles. Cuanto antes marcharan mejor. El conocido cura montaero Jaume Oliveras, que andaba por all vigilando la construccin de "su capilla" de la Virgen de las Nieves, tambin subira con un amigo.
El jueves 27, Say y sus dos clientes salieron a las cinco de la maana. Oliveras se retras esperando a su amigo que al final desisti. Se juntaron todos en el Portilln Superior y en un da aceptablemente bueno alcanzaron la cumbre sin contratiempos.
Debi costar mucho subir los ms de cien kilos de Blass hasta all. Pero Say era paciente y seguro utiliz su conocido recurso de "estoy cansado, vamos a parar un poco" salvaguardando el orgullo de su cliente y sus menguadas fuerzas. Tambin debi ser persuasivo en el estrecho paso de Mahoma para que el corpulento alemn cruzara sin encordar; y realista. En un intento anterior se haba dado all la vuelta. Conoca la montaa como nadie, pero lo que no poda saber era que el observatorio meteorolgico de Viella estaba registrando una violenta cada de la presin.
Mientras coman algo, las nubes los envolvieron. Al abrir el libro de cumbre para firmar, el granizo comenz a golpear sus pginas; la petaca de latn emita destellos azulados y un zumbido de abejas escapaba de las puntas de las rocas. El estruendo del primer rayo no tard en llegar aunque para entonces Say ya haba organizado la retirada.
Oliveras y Krger cruzaron el Paso de Mahoma los primeros. La tormenta se haba desatado y las descargas les zarandeaban en la antecima mientras esperaban que llegaran sus compaeros. Era como los bombardeos que describan los corresponsales de guerra. Un rayo tron especialmente cerca. Esperaron en vano y aprovechando una tregua, Oliveras volvi. Al comienzo del Paso vio los cuerpos de sus dos compaeros cados sobre una repisa, veinte metros ms abajo en la vertiente de Vallibierna. Descendi como pudo y comprob que ya estaban muertos abrasados por el rayo.
Aterrorizado y con la tormenta volviendo, regres junto a Krger, le ocult la desgracia y, encordndolo de nuevo, cruzaron el glaciar a toda prisa. Solo al llegar a las primeras pedreras le dijo la verdad.

En la Renclusa la noticia dej a todos consternados. Muchos volvieron al valle de inmediato, Trinidad y su hija se encerraron en su cuarto, nadie saba cmo organizar la bajada de los cuerpos y el tiempo segua muy malo. Al final un grupo de rescate subi desde Benasque. El 28 y 29 sigui el temporal. El da 30 salieron hacia arriba pero no pasaron del collado de Coronas. El 31 por fin se consigui llegar hasta los cadveres cubiertos por la nieve. Los bajaron por el glaciar en improvisados trineos y al llegar a la pedrera los guas Jos Delms y Daniel Mora se los cargaron a la espalda.

Hasta aqu los hechos que colocaron al Aneto en el listado de malas montaas, y a Jos Say en el pedestal de los guas clsicos muertos en el ejercicio de su oficio. El mismo inmerecido pedestal que antes tuvo Barrau muerto en la montaa maldita por excelencia, la Maladeta.

La prevista inauguracin de la Renclusa se pospuso definitivamente pero su funcionamiento como refugio qued garantizado al hacerse cargo el yerno de Say, Antonio Abadas. El cura Oliveras, uno de los supervivientes, coloc al ao siguiente una pequea cruz de hierro en el lugar exacto del accidente. Despus march a las misiones a Venezuela.
Sin embargo, el halo de la desgracia que en aquellos aos rode la montaa hizo que las ascensiones alincrementaran al ritmo que muchos haban previsto. Segn aquel primer libro de cumbre, desde 1915 a 1919 slo subieron 146 espaoles y 104 extranjeros; cincuenta personas cada temporada no es mucho.

Pero pas la primera guerra mundial, pas la gripe espaola del 18 y Abadas, el nuevo guarda del refugio, tom tambin el relevo de su suegro en la tarea de guiar clientes, especializndose en la que ser "su montaa" y a la que subi, dicen, ms de cuatrocientas veces; le llamaban "el len del Aneto".
En 1926 su hijo, Jos Abadas Say, subi con l a la cumbre. Tena diez aos. La montaa empez a recuperar la fama de asequible y bondadosa. Solo haba que darse un buen madrugn cuando el guarda despertaba a todo el mundo a las cinco de la maana al grito de "Aneto, Aneto!"

Antonio Lafn, el guarda actual, s pudo vivir una autntica inauguracin cuando el 30 de septiembre de 2006 se ampli el refugio. Este verano est prevista otra, la del refugio de Llauset en la vertiente oriental del macizo.
Calcula Antonio que pueden subir al Aneto ms de 7000 personas al ao, pero la montaa ya no es lo que era. Muchos no pernoctan en la Renclusa al llegar la carretera hasta la Besurta a poco ms de media hora, el glaciar ha menguado mucho desde finales del siglo pasado, las previsiones meteorolgicas son muy precisas, los equipos son inmejorables pero todos los aos hay accidentes (en zapatillas, sin ropa de abrigo, sin crampones ni piolet, a horas intempestivas, con el perro) porque "debindose perder el miedo a la montaa se le ha perdido tambin el respeto".
Ninguno de los guas clsicos se lo perdi. Pero el nico al que recordamos por su trgica muerte es a Jos Say, "Pepe el de Llausia". Hace cien aos. Muchos otros de su misma poca tambin guiaron clientes a las cumbres porque el pastoreo y la ganadera daban para poco, pero murieron a su debido tiempo y nadie se acuerda de ellos. Tambin merecen estar aqu. Conocemos el nombre de algunos: Toms Sierco, Jos Gistan, Francisco Mora, Francisco Cabellud, Mariano Torrente, Jos Mir, Antonio Lobera, Jos Delms, Daniel Mora
Con ellos termin la poca clsica del pirineismo, lejana, romntica y un poco ampulosa para nosotros, como los versos de Verdaguer grabados en 1916 en la placa conmemorativa que hay en la recepcin del refugio de la Renclusa:





Necesitas descargarte el Macromedia Flash Player


Comentarios sobre este Post
1 usuario ha realizado 1 comentario
Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por Snaefells el 21/04/2015

Para quienes estn un poco cansados de tanta fotografa y resea tcnica.


Archivo

Mis Categoras

ltimos Posts


Mis Tags