Atencin

Bard, in the mountain

  

, 10:43

Collarada

Publicado por Bard, in the mountain  |  1 comentario


Tenamos ganas de Pirineos, yo sobre todo que haca mucho que no iba. Anteriormente, ya habamos hecho planes para subir a La Collarada, pero la previsin de mal tiempo, frustr nuestro intento. Esta vez, la previsin de la meteo tampoco era muy buena, pero pareca que al menos el domingo tendramos buen tiempo.

Como, cada vez es ms difcil coincidir, no nos amilanamos y nos pusimos en marcha un viernes. A eso de las 16:00, estbamos saliendo de Madrid.

Llegamos a Villanua y buscamos un sitio para cenar algo. El restaurante donde entramos, nos recibi con una esplndida foto de las panormicas desde La Collarada, aunque en ese momento no sabamos que la foto estaba sacada justo desde nuestro objetivo. Despus de una buena cena, a base de huevos, salchichas y patatas, cogimos el coche, ya de noche para buscar el desvo en Canfranc Pueblo, donde aparcaramos y empezaramos a patear.

La idea era, como siempre, andar y en el primer sitio donde pudisemos plantar el saco, a dormir. Pero...empez a llover. Montar la tienda, con la lluvia nos daba mucha pereza, por lo que optamos por la "comodidad" del coche, donde por lo menos estaramos secos y podramos ponernos en marcha rpido, cuando nos despertasemos.

El caso, es que no par de llover y fuerte, durante toda la noche y a eso de las 7:00, ya era de da y nos despertamos. No paraba de llover, realmente frustrante, pero la montaa es as y como siempre decimos, ms frustrante tiene que ser estar en una expedicin en el Himalaya y que el tiempo no acompae. No era plan de ponernos a andar con la que estaba cayendo, por lo que para hacer tiempo y aprovechar el viaje, improvisamos una excursin al valle de Ans y al de Hecho, en los que no habamos estado.

En el coche volvimos a Jaca y luego fuimos hacia Puente la Reina. Ah paramos, desayunamos y nos despistamos, porque escogimos una carretera, muy bonita pero llena de piedras y por la que no iba nadie. Al final, llegamos al pueblo de Hecho y de ah fuimos a conocer el refugio de Gabardito, al que se sube por un camino asfaltado. Tras superar unos cuantos baches, piedras y charcos, llegamos al refugio. Ya casi no llova y estuvimos pensando que hacer, mientras tombamos un caf en el refugio. Desde el refugio vimos que haba posibilidad de realizar alguna ascensin como la del Bisaurn. La comodidad del refugio era tentadora, pero al final Juan Luis me convenci para que volvisemos a la zona de La Collarada, ya que pareca que el tiempo mejoraba.

Eso hicimos, y conforme regresbamos el sol haca acto de presencia.

Pues nada, mochiln a la espalda y para arriba. El principio de la ruta discurre entre bosque. Haca calor y al haber llovido, el bosque se convirti en una especie de selva tropical. El cuestn, unido a la humedad, nos hizo sudar de lo lindo. El cansancio, combinado con el sudor que se me meti en los ojos, me hicieron pasar por uno de esos momentos en los que uno piensa, joder, con lo bien que estara en mi casa. Conseguimos ganar altura y salir del bosque, la cosa empez a mejorar y las vistas a ampliarse.

Tras, unas tres horas y media, llegamos al circo de Ip, donde empezamos a buscar un sitio para plantar la tienda. Antes estuvimos viendo la presa y nos impresion el pensar el esfuerzo que habra supuesto construirla.

Encontramos un sitio perfecto para la tienda, el suelo blandito, ideal para dormir y para las piquetas (punto este siempre importante), nadie alrededor y el agua no muy lejos.

Al ir a buscar agua, ya sin el peso de la mochila, empezamos a ser envueltos por la magia del circo de Ip. Impresionantes murallones de piedra y picachos despuntando con los ltimos rayos de sol. Fotos de rigor y las botellas llenas de agua.

La noche se cubri de estrellas y el tiempo pareca no traicionar a la prediccin.

Al da siguiente, nos levantamos llenos de energa y optimismo. Emprendimos la marcha hacia La Collarada, bordeando el embalse y luego buscando la canal de acceso. No haba nada de nieve, por lo que era todo piedra. Tras unas dos horas estbamos arriba. Las vistas, espectaculares, aunque la proximidad de Punta Escarra y el resto del circo tapa vistas lejanas. La Pala de Ip, impresionante y el Midi, como siempre, la catedral del Pirineo.

No hay que despreciar a los dosmiles del Pirineo y algunos de ellos tienen recorridos preciosos, duros y con unas vistas magnficas.

El regreso al coche se hizo realmente largo y a m en los ltimos 500m de bajada me dio un pajarn de mucho cuidado. De repente, se me acabaron las pilas y cada metro me costaba un esfuerzo tremendo, el peso de la mochila me hunda. Al final llegamos al coche y luego una vez en l, bendec la ergonoma de los asientos. Esto es as, uno anhela la naturaleza y la montaa, pero luego la verdad que un poco de civilizacin se agradece cuando el cuerpo no puede ms.

Ya de vuelta a Madrid, vimos La Collarada desde el puerto de Monreps y desde entonces cada vez que paso por este puerto, mis ojos se dirigen a La Collarada, impresionante fortaleza que guarda el valle de Canfranc.



Necesitas descargarte el Macromedia Flash Player


Comentarios sobre este Post
1 usuario ha realizado 1 comentario
Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por Bard, in the mountain el 08/04/2009

Descripcin de algunas salidas a la sierra de Guadarrama y Pirineos


Archivo

ltimos Posts


Mis Tags