Atencin

 

     

, 02:30

AUTOEVALUACIN

Publicado por ternasco  |  0 comentarios




La autoevaluacin es un concepto a priori muy positivo. Se trata del juicio a posteriori de una accin por parte de quien la ha realizado. Es hacer la memoria de una actividad, pero de verdad, no como las memorias que se hacen en los proyectos, que son parte del proyecto en s y de las cuales se podra nombrar como caracterstica: "ha de ser favorable". Si solo queremos contar con resultados positivos se trata ms bien de autocomplacencia o autoengao; y como es tremendamente fcil dejarse caer en ello sedados por el ego o cosas peores, desarrollar estas ideas de falsas autoevaluaciones antes de llegar a mi objetivo de hoy.

La autoevaluacin es, en este pas, que es el que yo conozco un poco, una prctica ampliamente extendida. Sobre todo en el sector pblico verdad?. En el sector privado son los nmeros los que cantan (aunque los hay que son muditos jajaja). A todos los niveles. Una empresa seria tiene un control de su produccin. En la empresa espaistana el superior correspondiente se encarga de dictaminar; y ya vale. Los nicos que honestamente pueden autoevaluarse aqu son los que no esperan beneficios ni estn aprestados por su ego, como por ejemplo los artistas, jajaja, ah no, jo, ni aquellos.

El enemigo natural de la autocomplacencia, nuestro aliado en la lucha por la autoevaluacin efectiva, es la humildad. Pero la humildad no da dinero. Los tajos estn llenos de pobres humildes, a los que no ms les queda la honradez. La humildad solo se contempla cuando uno ya es famoso o rico, pero para llegar a famoso o rico lo que hace falta es ambicin, por esto no resulta sino paradjico que siempre se busque esta cualidad en los triunfadores: no lo es, solo es nctar meditico, solo con aceptar la realidad, un famoso parece sper humilde.

En el caso del alpinismo, que es de lo que va este blog, la autoevaluacin cobra el sentido positivo que se le supona. De base: La verdad es uno de los valores del alpinismo, mentir no vale. Lo bueno de escalar, para una mayora consciente o no, es que todo (acciones y valores) vuelve a su orden natural, "climbing is real". No es la pura realidad, por supuesto trampeada para no matarnos cada vez que caemos, pero si nos deja verla y sentirla, no es el odioso "matrix" urbano en el que vive la mayora de la poblacin, esa especie de cncer del planeta, las reas metropolitanas. Adems, el contacto con la naturaleza nos permite entender tal realidad con incontables lecciones que las personas sensibles son capaces de leer. Los escaladores de rocdromo se pierden algo ms que la visualizacin y la interpretacin de los movimientos en la roca. Como ya he escrito, la autoevaluacin empieza a ganar objetividad (y a su vez, valor) cuando el inters por los resultados empieza a ser ms prctico y menos dependiente de las expectativas (econmicas o sociales) previas. Autoevaluarse con honestidad puede hacernos perder un espnsor, pero ser autocomplaciente o esponsorcomplaciente, aunque nos puede dar algn premio a corto plazo, nos mancha y nos conduce a futuros errores con consecuencias incluso fatales a todos los niveles: No olvide el lector que la mayora de accidentes obedecen a la sobreestimacin de posibilidades (que es lo mismo que la subestimacin de las actividades/dificultades) por parte de los accidentados.

El alpinismo meditico, corrupto hasta la mdula por el dinero, fomenta estas prcticas, por ejemplo y muy al caso, evaluando como grandes xitos actividades en las que no se cumpli ni la estrategia ni la tctica, o que no cumplieron objetivos o incluso ni los objetivos que haban anunciado se acometieron, pero salieron "vendibles", o es que haba que vender esa castaa como fuera. Si le parezco riguroso al lector, le animo a visitar el blog del Sevi (andesinfo) para que vea lo que es rigor. Ole y ole. Por contra y positivamente, la costumbre de autoevaluarnos con rectitud nos proporciona un gran poder estratgico, podremos trazar nuestras lneas en lo desconocido porque sabemos lo que podemos o no hacer, y lo que nos cuesta.

Quizs se pregunte vuecencia qu p.s tiene esto que ver con las fotos y mi ltimo post en el que se adivinaba una continuacin. como coment, el sistema de parabolt de 8 mm me ha gustado, pero solo para algunas cosas, como por ejemplo, para abrir esta va en el da como era mi plan. Tras el primer da, decid continuar acompaado ya que el terreno me impeda escalar rpido en solitario. Como prometa en el pasado post, al da siguiente volv acompaado por el famoso J.C. Guichot; al que avis de que era una va ms para ir en otoo que en plena ola de calor de julio, pero bueno, se prest voluntarioso para acompaarme a pasar calor. La roca quemaba. Papila subi el largo abierto y me asegur en otros dos ms mientras se quejaba en plan cascarrabias del calor (con toda la razn, hay que admitirlo). Yo, quizs ms acostumbrado a tostarme por venir del Sur, insista en acabar la va. Pero no hay tu ta, el madrileo peda cerveza y tuvimos que bajar a la hora de comer a echar unas birras en vez de acabar la faena. Los paraboles de 8 haban dejado de tener sentido porque para abrir dos largos haba batera de sobra para haberlos puesto de 10. Para colmo la ferralla qued colgada de la ltima reu haciendo ms fcil continuar con los de 8 que plantearse el cambio. La semana siguiente acud de nuevo con el menos famoso Oscar Domene, alias Solsono, que escal bajo un Sol de justicia los tres largos y me asegur en los dos restantes para salir de la pared por arriba (qu bien! ahora era yo el cascarrabias), si bien ahora pienso que voy a volver a aadir otro largo ms, porque es posible y va a quedar ms bonito e interesante. Eso si, ya no lo jodo ms y usar 10mm

AUTOEVALUACIN: Si bien la idea de los bolts de 8 era buena por autonoma y posibilidades (pulse, peso) para abrir en una onda de alpinismo ligero, as como por la incertidumbre de si el lugar merecera la pena para proponer repeticiones, lo cierto es que de base hay un grave error; y es que deb continuar la escalada en otoo. Si la roca hubiera sido de mejor calidad y la hubiera abierto en un da en solitario, pese al calor, habra sido un acierto acometerla a finales de junio aprovechando las muchas ms horas de luz, pero al torcerse el plan, el cambio tctico debi incluir la espera hasta noviembre; y ah fue donde las ansias me pudieron. Debo pues evaluar mi actividad como fiasco solventado a base de cabezonera; y nunca como xito, que es como hoy en da se divulgan aperturas tan cutres y tan dispares respecto a la estrategia inicial como esta (O peor: a menudo se acometen estas aperturas en plan "sin expectativas" o "ya iremos viendo" para disculpar por adelantado la nula estrategia).

LO QUE HA QUEDADO: pues una lnea muy maja de baja dificultad que cuando se limpie de piedras y piedrones sueltos va a estar muy bien y podra hasta tener aceptacin popular. Por mi parte y como aperturista me comprometo a ir cambiando los bolts daados y los ms cutres o expuestos por algo mejor (de momento en el que hay roto pondr un qumico que a su vez tape el agujerito del bolt) mientras siga viviendo aqu. No obstante, si tras el invierno veo que no es muy viable un equipamiento fijo en L.1; pues lo resear. Como en la pared caben ms lneas a considerar, y ante el auge de este deporte, dadla por perdida, le van a salir chapas fijo. El croquis lo publicar pronto, cuando est todo listo.

Saludos y mis disculpas por la parrafada.







Comentarios sobre este Post
0 usuarios han realizado 0 comentarios
    No existen comentarios para este post
Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por ternasco el 29/06/2009

Montaa, escalada y pampaneo


Archivo

Mis Categoras

ltimos Posts

Mis Tags