Atencin

 

     

, 12:33

Intento Arista SE Ranrapalca 6162m. Peru

Publicado por Alvaro Lafuente  |  0 comentarios




Estamos a inicios de Julio y apetece hacer alguna actividad buena. Mientras pensamos y preparamos, salgo con Max para Llaca a repetir una va que acaban de abrir dos amigos argentinos al inicio de la Quebrada "El capitn peruano".

Con Max fuimos al Pongos, es el primer gua UIAGM Mexicano y tiene solo 24 aos.

La va recorre la gran proa de roca situada a la entrada de este bonito valle. Tiene unos 180 metros y la roca es de un granito excepcional. Tengo ganas de escalar aqu, ya que hace cinco aos la vi y me quede sorprendido preguntndome si alguna va recorrera la pared.

Escalamos dos largos. El segundo ya nos pone en nuestro lugar, bien a bloque y no consigo descifrar los movimientos. El tercero inhumano, no puedo pasar!! Llego a un punto donde la roca es totalmente lisa y no llego a chapar para pasar en Ao, as que para abajo.


Tras esto, Chusky, Max y yo bamos a salir para el Ranrapalca. Al final Chusky tiene un contratiempo y no puede salir con nosotros. Tenemos unos seis das para hacer algo. Max y yo nos ponemos de acuerdo para ir al plan inicial. Tras debatir entre otros posibles objetivos nos decantamos por la arista SE del Ranrapalca. Viene el mal tiempo y muchas actividades eran imposibles por cantidad de das disponibles. Beto al final se une al grupo.

Salimos con el padre de Beto por la Quebrada Cojup. Son como unas dos horas de coche (4x4) por un paisaje alucinante. Miles de bloques, paredes, lagunas, praderas y dos grandes nevados espectaculares cerrando el valle.

El camino de aprox es corto y sin perdida. Dos horas por monte abierto hasta una bonita laguna a pies del Ranrapalca.

El da fue un poco extrao, Beto se olvid la botella de agua, el gore-tex, yo los crampones -pecado capital- Madre ma, Beto en un acto de gratitud me dej los suyos. No me sent nada bien aceptarlo, pero no haba otras opciones. Tras mucho decirle que no, el insiste, as que termino aceptndolo. Haga o no cumbre se ha ganado mis respetos de por vida. Un gesto as demuestra muchas cosas de una persona. No solo generosidad, si no una gran humildad y capacidad de introspeccin. La arista se ve bien difcil y tcnica. Beto sabe que no est en su mejor momento, ha estado trabajando mucho en la casa y eso le ha pasado factura.

El sitio es mgico, una laguna preciosa con grandes nevados alrededor. Paseos al atardecer. Contemplo la arista en silencio, sin nada ni nadie a mi alrededor, solo la naturaleza. Pienso el gran desafio que nos va a suponer, tanto mental, como fsico. No hay muchas posibilidades de hacer cima ya que la arista se ve con tramos de hielo y roca realmente rotos. La beta es pasarlo bien, desafiar nuestros conocimientos de escalada y darle un buen pegue. Pero anteponiendo la seguridad, eso no lo tenemos ni que discutir.


Despertador a las doce de la noche nos acabamos levantando a las dos, desastre!!! No escucho la alarma y se me apaga el mvil. Me despierta Beto con una pesadilla de un golpe. Pregunto la hora y madre ma!! A activarse. Esta claro que no es la actividad, tras tantos contratiempos habr que andar precavidos. Tantos fallos seguidos indican que tendremos que tener mucho cuidado y al mnimo signo de peligro retirarse.

Comenzamos a andar y avanzamos rpido. Pronto, el camino empieza a sortear rocas y tenemos que buscar las zonas mas fciles para pasar. Llegamos a la nieve y en seguida nos toca hacer un largo de roca corto. Seguimos caminando por la arista en terreno de morrena hasta finalmente llegar a la nieve. Han pasado dos horas y hemos subido mucho desnivel, vamos bien y todo marcha como la seda. Empezamos a ensamble sorteando gigantes seracs, la nieve a tramos esta bien y otros esta super suelta. En cara Sur, la nieve esta sin transformar y en Este, esta totalmente dura.

De repente escucho un desprendimiento, en la oscuridad no puedo ver nada, no se por donde viene, aunque el sonido me indica que por la izquierda. En seguida empiezo a ver chispas saltar a mi izquierda, tan solo a unos 200 metros de mi. Se que estoy en un lugar seguro ya que estoy en lo alto de la arista y el desprendimiento viene por la pared muy al fondo. Las chispas no paran de saltar y yo me quedo con los pelos de gallina. An sabiendo que ests fuera de peligro de cualquier desprendimiento, ver algo as siempre asusta.

Estamos bajo un gigante serac que corta la cresta y nuestro avance. Lo tenemos que pasar por cualquiera de los dos laterales, ambos dan al vaco de la noche. El lado derecho parece el mas factible, as que me pongo a escalar. Un tramo a 85 con todo el vaco a mi derecha me deposita sobre la parte alta del serac. Camino un tramo de arista estrecha hasta montar reunin. En lo que parece que ser un rapel.

Nos quedamos pensativos contemplando el resto de arista. Vemos como amanece a nuestras espaldas. Espectacular, increble, precioso, no se puede describir mejor. El Huantsan al fondo, nosotros como minsculas motas de polvo en medio de una arista a 5600m. Ahora podemos contemplar mejor la arista que nos viene. Esta rotsima, tramos de roca rota, seracs, nieve sin transformar, cornisas peliagudas y un rapel por delante que marca un punto de no retorno.

Visto lo visto, la mejor opcin es bajarse. Ninguno de los dos tiene el ego como para no poder bajarse y saber cual es el momento de retirarse. Queremos hacer un actividad y volver a casa sanos y salvos sin jugarnos la vida. Es nuestra filosofa. As que no hay discusin y emprendemos los rapeles que en poco rato nos dejan fuera de peligro.

Beto nos recibe a media bajada, recogemos todo y para casa a comerse un buen burrito.

Buena actividad, han sido nueve horas, no puedo imaginar si hubiramos continuado, seguramente habran pasado las 24h de actividad. Ojala se hubiera dejado escalar mas humanamente. Hubiera sido una gran actividad, pero as es la montaa. Nos ponemos grandes objetivos, peligrosos muchos de ellos y al intentar escalarlos no puedes predecir la cima. Pero eso somos, buscadores de sueos, buscadores de desafos, por eso escalamos y por eso somos lo que somos "Buscadores de lo intil" como bien exclama el libro de Lionel Terray.

Un saludiko y buenas eskaladas!



Comentarios sobre este Post
0 usuarios han realizado 0 comentarios
    No existen comentarios para este post
Introduce tu comentario
Para introducir un comentario debes identificarte en Barrabes.com. Haz clic aqu para identificarte
Sobre este Blog
Blog creado por Alvaro Lafuente el 03/10/2008

Deportista de La Sportiva, Ferrino, Julbo, MeM gorros


Archivo

Mis Categoras

Enlaces

Blogrolls

ltimos Posts

Mis Tags